Mendoza sumó jueces pero cayó la cantidad de empleados judiciales y hay quejas por la saturación

Mendoza sumó jueces pero cayó la cantidad de empleados judiciales y hay quejas por la saturación

Desde el gremio denunciaron que la falta de trabajadores atenta contra la agilidad de los procesos, mientras que las autoridades defienden la medida.

Laura Fiochetta

Laura Fiochetta

laurafiochetta@gmail.com

Hay más jueces y menos empleados judiciales en Mendoza respecto de hace seis años. De acuerdo a información brindada por la Suprema Corte de Justicia, se sumaron 12 jueces mientras que la planta de personal de administración y maestranza tiene 234 personas menos que en 2016. La Corte sostiene que el uso de la tecnología agilizó las causas sin necesidad de hacer nuevos contratos; sin embargo el gremio de Judiciales advierte que aumentó la sobrecarga laboral ante la suba de la cantidad de litigios y se atrasaron las resoluciones judiciales.

Según información oficial, en 2016 había 309 magistrados en Mendoza y 757 funcionarios. Los números de 2021 indican que hay 321 y 735, respectivamente. Mientras que se nombraron un 4% más de jueces, hay casi un 3% menos de funcionarios. El personal administrativo, en cambio, disminuyó considerablemente: los datos de hace 6 años indican que había 2.106 personas y los del año pasado arrojan 1.881, es decir una disminución del 10,7% ya que hay 225 personas menos. El personal de maestranza también es menor: en 2016 era de 395 mientras que en 2021 de 386. El total del personal del Poder Judicial era en 2016 de 3.567 y en 2021 de 3.326. Es decir que hubo una baja de 241 personas y se incorporaron 3, quienes integran el gabinete (cargos políticos de dirección). En estos números no está incluido el Ministerio Público Fiscal.

Para la Corte, las cifras dan cuenta de una política de sumar “más personas que deciden” (jueces) y, por lo tanto, “agilizar” la Justicia. Fuentes del máximo tribunal de Justicia local sostienen que la aplicación de las reformas judiciales de los últimos años, como el nuevo Código Procesal Penal, implicaron una concentración de la atención de los juzgados –que se conocen como colegiados-donde hay más magistrados y menos personal de mesa de entrada. Pero además, aseguran que “vamos hacia el expediente electrónico”, para esto hay más máquinas involucradas y menos gente. La Corte asegura que cuando una persona se jubila, no es reemplazada, lo que explica la menor cantidad de maestranzas y personas administrativas en los últimos cinco años.

Para el gremio de Judiciales, las consecuencias de restar personal son otras. El secretario general César Llanos, dijo a MDZ que “la disminución de un 10% de la planta de personal implica que quienes trabajan tengan más sobrecarga. Hay menos empleados judiciales en los últimos años y muchísima más litigios porque han aumentado los juicios de todo tipo en toda la provincia”. Pero además desde el sindicato resaltaron que “se ve afectado el derecho de Justicia, debido que al aumento de los litigios y ante la falta de personal, todo se resuelve más lento y la ciudadanía obtiene respuestas más lentas”. La mirada de la Corte respecto de la agilidad de la Justicia es diferente. “Hay homicidios que se resuelven en un mes”, contraponen.

Los números del personal vienen en descenso desde el 2016 porque responden a una decisión política del ex gobernador Alfredo Cornejo (2015-2019), que continuó su sucesor Rodolfo Suárez, que implica usar menos recursos y enfocarse en el proceso judicial. En números, esto se tradujo también en el Presupuesto. En 2016, se destinaba el 96%de la pauta de gastos del Poder Judicial para pagar sueldos, y ahora el 89%, de acuerdo a datos oficiales.

El próximo miércoles 9, el presidente de la Corte, Dalmiro Garay y representantes del gremio se reunirán para tratar la reapertura de paritarias y además de suba salarial, otro de los temas que estarán incluidos entre los reclamos sindicales será la incorporación de mayor personal.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?