Que pague el que sigue

Que pague el que sigue

Como cada semana, Mario Vadillo en su columna en MDZ hace un análisis de la coyuntura política de Mendoza.

Mario Vadillo

Mario Vadillo

A quién le importa la toma de deuda de los gobiernos, algo muy lejano a los problemas diarios de la familia. Aunque la realidad es que gran parte de estos problemas derivan del pago anual de intereses a los bancos prestamistas, que son miles de millones de pesos que causan mayor presión fiscal, que falte infraestructura en escuelas y hospitales, hasta de patrulleros y los caños que no se reemplazan para el saneamiento, 

Desde hace tiempo, la toma de deuda se ha convertido en la herramienta más utilizada para llevar a cabo un programa de gobierno. La estrategia de gestión del gobierno de Suarez-Cornejo: empezar endeudándose con un super préstamo para poder pagar deudas que dejó la administración desastrosa de Paco Pérez, y de ese modo administran seriamente, aunque ampliaron la deuda para poder gastar ellos también. Total, lo paga "Magoya" (el pueblo)...

No vemos medidas que hagan pensar en ingresar en el círculo virtuoso, todo lo contrario. Rodolfo Suarez sigue en el círculo vicioso de Cornejo, de seguir endeudando a la provincia de Mendoza, quitándonos la posibilidad de más viviendas, más escuelas, más seguridad, más salud.

La deudocracia solo conduce a la pobreza.

La deudocracia, como forma de gestión política sólo conduce a la pobreza. Debemos tomar dimensión de la magnitud de la deuda pública, imaginar todo aquello que se podría haber hecho en vez de tomar deuda y quitarle recursos económicos vía transferencia a los acreedores bancarios, como todos estos sucesivos gobiernos que han ido tomando deuda, que han perdido los ingresos presupuestarios para que se hagan 57 hospitales, 285 escuelas, 4608 casas del IPV (para el cálculo se tomó los mts2 por el valor de la Cámara de construcción, hospitales de 5000 m2 aproximadamente, escuelas medianas de 1000 m2 y la casa de 60 m2).

¿Me explicas que es la deuda pública? 

Sí, claro que sí, es fácil.... Para hacerlo de manera sencilla, es lo que la provincia paga en intereses de la deuda. Representan 4 veces más lo presupuestado al Hospital Notti. El rápido crecimiento de la deuda pública intensificará la falta de centros de salud, de médicos para especialidades, de nuevas ambulancias, nueva tecnología, ésta es la objeción fundamental que debe hacer la clase política que promueve la “deudocracia”. Para expresarlo en forma sencilla: si los gastos superan los ingresos, esto provoca déficit, ya sea que hablemos de las cuentas de nuestras economías o de la provincia.

La salida que tomemos para cubrir ese déficit dependerá de nuestras prioridades, qué es lo que privilegiamos en los gastos, cuáles son los que podemos eliminar por considerarlos superfluos o menos urgentes. En el caso de Mendoza, podemos citar a modo de ejemplo, los sueldos de los altos funcionarios, choferes,, todo el gasto político, el que se utiliza para las campañas electorales, para las obras de ornamentación que están atadas a los mismas constructoras amigas, los enormes subsidios que se dan al Mendotran, a OSEP, etc. No son dos pesos, son miles de millones de dólares y pesos que nos han endeudado.

Los datos suministrados por el Ministerio de Hacienda y Finanzas de Mendoza exponen la evolución de la deuda mendocina, identificando composición y volumen de la misma.  El saldo al 30 Septiembre del 2022 es de $ 172.149 millones,  t ante esto cabe subrayar que el 30 de junio el saldo de deuda era de $136.289 millones, y al  31 de marzo de este mismo año, que fue de un monto equivalente a los $125.218 millones. Seguramente a fin de año habremos duplicado nuestra deuda y sus intereses.

Una de las duras herencias que Cornejo le dejó a su sucesor Rodolfo Suarez fue convertir las deudas del desastroso gobierno de Paco Pérez en un bono de 500 millones de dólares, pero con las siguientes renegociaciones, reestructuraciones, y los nuevos endeudamientos la deuda consolidada mendocina registra en su estructura con compromisos en dólares al 30 de septiembre del 20 22 por un monto de U$S 1.133 millones. Suárez, para tomar 80 millones de dólares en deuda nueva, va a violar a la Constitución Provincial. 

En protección de la juridicidad del interés público y de los intereses colectivos, desde el Partido Verde advertimos que el gobernador Suarez ha iniciado un procedimiento administrativo “ilegal” para sacar un decreto para endeudar a la provincia en más de 80 millones de dólares, sin cumplir con el artículo  41 de la constitución provincial que requiere que la Legislatura con mayoría calificada de la aprobación.

Suarez emitió un bono de 590 millones de dólares en el 2020, cuya primera amortización de más de 80 millones de dólares debe ser pagada en el año 2023. Como siempre, éste Gobierno y los anteriores tienen enormes gastos políticos, y en vez de reducirlos toman nueva deuda, para no pagarla en su gestión sino endeudar fuertemente a los posteriores gobiernos y las generaciones futuras.

El citado artículo 41 exige la  autorización legislativa para la toma de cualquier empréstito, sin distinciones. La norma constitucional da protección y prevención de los gobiernos que compulsivamente quieren tomar deudas sin los fondos necesarios para poder pagarla a su vencimiento, porque exige que al otorgar la Legislatura la autorización calificada, también debe “especificar los recursos especiales con que deba hacerse el servicio de la deuda y su amortización": 

Así resulta que la finalidad del constituyente era que el legislador, al autorizar un endeudamiento, también estableciera los recursos para pagar las obligaciones que de el surgieran, a fin de que la deuda  contraída por la provincia se extinguiera a su vencimiento. La autorización de endeudamiento que otorga la Legislatura es para tomar un crédito y pagarlo, no puede usarse para dejar de pagar al vencimiento y tomar nueva deuda. sin necesidad de una nueva intervención legislativa.

El gobernador refinanció una deuda en dólares por 590 millones mediante los “Bonos Mendoza 2029”, emitidos por Decreto 1198/20 (PMM29). Dicho monto total de capital se amortiza en trece cuotas semestrales iguales y consecutivas a vencer los días 19 de marzo y 19 de septiembre, iniciando el primer pago el 19 de marzo de 2023.

Suarez quiere mediante el “proyecto de norma para un nuevo endeudamiento”, "disponer la emisión de títulos públicos en moneda local por hasta la suma equivalente de USD 81.500.000 y con un plazo mínimo de vencimiento de 18 meses, en el marco de lo dispuesto por el Artículo 68 y cc. de la Ley N° 8.706, de conformidad con los términos y condiciones que se detallan en los artículos 20 y 30 del proyectado decreto”, en los artículos 2° y 3°, establece las condiciones para la emisión de dichos títulos, planteando dos opciones: títulos públicos clase 1 (Título CER) y títulos públicos clase 2 (Título Badlar), no pudiendo superar la emisión de ambos el total autorizado por el artículo 1°.

De lo antes expuesto, surge entonces que la operatoria propuesta consiste en realizar una operación de crédito nueva (nuevo acreedor, monto, moneda, tasa, etc.) mediante la emisión de títulos públicos, destinando los fondos obtenidos a cancelar los servicios de amortización de capital correspondientes sólo al año 2023 (no los subsiguientes) de un deuda preexistente Bonos Mendoza 2029, a su vencimiento y en las condiciones inicialmente pactadas, es decir sin producir ninguna modificación en sus términos originales.

La operatoria propuesta por el gobernador no se encuadra en la autorización permanente otorgada al Poder Ejecutivo, por el artículo 68 de la Ley  8706 de Administración Financiera, ya que no es una reestructuración de la deuda pública de la provincia, porque la nueva deuda propuesta, no  cambia (prórroga) ni paga anticipadamente los vencimientos inmediatos ni los futuros de la deuda vigente “Bonos Mendoza 2029” PMM29, sino que se mantiene y se cumple sus condiciones originarias (montos, plazos y tasa), solo que se suma una nueva deuda, para evitar pagar la deuda contraída hace dos años.

La Fiscalía de Estado rechazó el proyecto de decreto presentado por el Ejecutivo por las mismas razones expuestas y el gobernador Suárez dijo que no iba a respetar a ese organismo de control.

Desde el Partido Verde, cómo tercera fuerza política con representación legislativa, alertamos que no se puede seguir endeudando a la provincia para pagar gastos corrientes por la mala gestión de los gobiernos alternados de la dirigencia del partido radical y justicialista. Menos aún si se quiere prescindir de los controles constitucionales para tomar empréstitos que radican en la Legislatura y solo con mayorías especiales.  Desde ya advertimos que recurriremos a la Justicia para anular cualquier decreto que Suarez quiera imponer para endeudar a los mendocinos/as por fuera de la ley.

Conclusión: Cada vez la provincia y las familias mendocinas están más pobres y más endeudadas. El desafío que tomamos desde el partido verde es estructurar un proyecto político, económico y social de crecimiento económico, que logre superar la problemática del endeudamiento de una buena vez. Los problemas de la deuda no se resuelve con ingeniería financiera sino, como primera y principal medida sacar del gobierno a la “deudocracia” de los partidos mayoritarios, que año tras año, sean de un color u otro, lo único que han hecho es cubrirse entre ellos los déficit provocados por los gastos políticos y malas administraciones. Deben hacerse cargo quienes tomaron deudas en moneda extranjera, lo que potenció la deuda en la moneda que se tiene los ingresos que son pesos. 

Hoy no vemos que exista una política de estado para desendeudamiento sino por el contrario los vemos más preocupados por realizar campañas publicitarias para hacer creer a la ciudadanía que tomando deudas se crearán más obras y más fuentes de trabajo, siendo todo lo contrario, como lo muestra la ejecución presupuestaria vista en el gráfico.

Si queremos que Mendoza empiece a crecer debemos enfrentar a los que gobiernan con la deudocracia, que usan el endeudamiento para cubrir su falta de gestión, mala administración, gastos políticos y corrupción, con políticas de estado para desarmar la burocracia del gasto, mejorar la estructura impositiva para el desarrollo y una intensa gestión para dar esperanza y seguridad a las familias mendocinas.

* Mario Vadillo, diputado provincial de Mendoza mandato cumplido y actual presidente del Partido Verde

 


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?