Bienvenido el futuro: primer hospital público virtual

Bienvenido el futuro: primer hospital público virtual

Inteligencia artificial, minería de datos, tecnología aplicada a la prevención. Los galenos del siglo XVII quedarían perplejos si observaran algunos de los avances que hoy son realidad. Pero si pretendemos avanzar, debemos animarnos a ir por más.

Lucas Ilardo

Lucas Ilardo

Vengo a proponer la creación del primer hospital virtual público provincial que funcione con telemedicina de atención a distancia para casos menores, y en casos de mayor gravedad, como centro derivador a hospitales o centros de salud de cercanía.
La telemedicina brinda la ventaja de facilitar el acceso de los pacientes a la salud, en especial quienes viven en zonas rurales, carenciadas o que están aislados por otra causa, sin contar con la presencia física, accediendo a la consulta de forma virtual, desde la comodidad de sus casas.

De esta forma, una persona que presente un resfrío común y corriente podría ser atendida de manera virtual, evitando mayores complicaciones como la distancia, el tiempo y los costos.

Según datos del mercado de salud, el 86% de las consultas a través de servicios de emergencias médicas y el 80% de las consultas en guardia son de baja complejidad. La creación del hospital contará con un esquema idéntico a cualquier otro efector, con un director, personal administrativo y médicos de las diferentes especialidades que cumplan horas en el mismo.

La diferencia estará en que la atención será totalmente virtual, con un servicio de guardia de 24 horas a través de un chat electrónico y video-consultas en vivo. Sumado a esto los pacientes podrán acceder a recetas médicas en formato digital y así tener un seguimiento personalizado. Esta metodología no viene a reemplazar a la consulta médica presencial, sino que la complementa y optimiza procesos.

La telemedicina viene a llenar vacíos en la atención médica de baja complejidad, proporciona rápido acceso a los servicios, reduce la carga de viaje del paciente, disminuye costos, mejora algunos estándares de seguridad y atención, lectura de resultados de exámenes complementarios, permitiendo el seguimiento remoto de la evolución de los pacientes, ganando en prevención y comodidad.

Si algo nos dejó la pandemia es que la innovación, que no solo es tecnología, se transformó en una regla que obligó a aprender nuevas maneras de gestionar, reconvertir parte de los servicios y animarnos, por lo menos, a debatir nuevas ideas.

Lucas Ilardo, senador provincial por Mendoza, presidente del bloque PJ

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?