Polémica por el programa de esterilización adolescente: “Es parte un progresismo pasado de rosca”

Polémica por el programa de esterilización adolescente: “Es parte un progresismo pasado de rosca”

Lo dijo a MDZ la diputada y médica ginecológa Alejandra Lorden quien opina que son operaciones irreversibles que podrían tener consecuencias en el futuro. Remarcó que no frenan las enfermedades de transmisión sexual que crecieron de manera alarmante entre adolescentes.

José Luis Carut

José Luis Carut

Hace unos días en MDZ hablamos sobre la polémica generada por la campaña del Ministerio de Salud de la Nación que promueve vasectomías y ligaduras de trompas desde los 16 años y en lo que esto puede derivar, teniendo en cuenta que una de las mayores preocupaciones de los adolescentes es no ser padres o madres, pero no la proliferación de más de 30 enfermedades transmisión sexual.

MDZ dialogó con una de las máximas referentes de la Legislaturas bonaerenses sobre el tema, la diputada radical de Juntos Alejandra Lorden, de profesión médica ginecóloga/obstetra y vicepresidenta de la Comisión de Salud de esa Cámara baja.

Lo primero que dijo la profesional es que, si bien la Ley 26.130 contempla la vasectomía y ligadura de trompas desde los 16, “es un disparate que lo promuevan desde el Ministerio de Salud de la Nación , cuando no les están explicando las consecuencias y las secuelas de la operación”.

La legisladora se preguntó: “¿Qué pasa si después se arrepienten de una decisión tomada a temprana edad?, porque es irreversible. El tema es qué queda para la excepcionalidad, para aquellos casos que se van a buscar y que habrá que considerar desde el equipo medico y el equipo psicológico si es conveniente o no hacerlo. Una cosa es que esté en la Ley y otra cosa es promocionarlo, más teniendo en cuenta las enfermedades de transmisión sexual que hoy son un problema en nuestro país, donde están aumentando infecciones como la sífilis que había sido erradicada y ahora volvió. Me parece que sí hay que hablar de educación sexual, pero con métodos reversibles”.

Sobre por qué cree que desde el Estado se está incentivando este programa, la legisladora provincial afirmó: “El Gobierno una de las cosas que logra con esto es distraer a la población de una situación macroeconómica devastadora para la Argentina, con las cifras que arrojó el Indec sobre la pobreza y la indigencia, o de la inflación que es el peor karma que padecemos todos los argentinos. En el medio de esta situación, promover un método irreversible para adolescentes de 16 años, que a lo largo de su vida reproductiva pueden arrepentirse de esta toma de decisiones, me parece una locura”.

Además, sostuvo: “En este tipo de acciones se ve que hay un falso progresismo, un progresismo pasado de rosca. En realidad, esto no es darle más derecho a los jóvenes, hay que aclarar la Ley contempla esto en la reforma del Código Penal y Comercial, donde dice que a partir de los 16 años las personas se pueden realizar las operaciones de ligaduras de trompas y vasectomías. Una cosa es que la Ley lo contemple para un caso puntal excepcional y otra cosa es que desde un Ministerio lo promuevan”.

“Estas operaciones son irreversibles, hay una cirugía de reconstrucción de las trompas en el caso de la mujer con muy baja tasa de éxito y con algunos inconvenientes a la hora de hacerla. Tanto la vasectomía como la ligadura de trompas son cirugías y como toda cirugía implica riesgos, llámese infecciones, hematomas, etc. En las vasectomías, en los primeros 2 años el 10% falla y pueden volver a reproducir porque los conductos deferentes se vuelven a unir. Pero, en general, los dos métodos son irreversibles: mientras que el preservativo, el anticonceptivo oral, el parche, el implante subdérmico, el diafragma, el dispositivo intrauterino, son métodos totalmente reversibles y además deben ser usados. En el caso del preservativo, por las infecciones de transmisión sexual que son mas de treinta y que en el país crecen de manera alarmante”, detalló con precisión.

Al ser consultada por MDZ sobre si detrás de esto se escondía un plan de control de natalidad, la diputada provincial respondió: “Si hay un objetivo que es controlar la natalidad y hacer de esto un trabajo para disminuir planes sociales sería tremendo. Porque sería poner a la ciudadanía a la altura de los gatitos y perritos que mandamos a castrar, animalitos a los que no se les explica mucho. Hace poco salió una nota de Naciones Unidas de cómo se abusan de ligaduras de trompas y vasectomías en discapacitados. Como no entienden y ahí dice que con la firma tuya, aunque seas discapacitado, está todo bien, probablemente tenga ese objetivo perverso”.

En tanto, remarcó que todo tiene que ver con la educación y pidió que se cumpla la Ley de educación sexual integral y el programa de salud reproductiva, sancionados para tal fin. He hizo mención a otra parte del programa impulsado por el Ministerio de Salud nacional promoviendo que adolescente de 13 años accedan a métodos anticonceptivos sin la compañía de un adulto responsable.

“Uno lo que debe hacer es educar. Entiendo que mucha gente no tiene familia, no tienen padres que puedan dedicarse a sus hijos. Pero que un chico de 13 años pueda ir solo a elegir cualquier método anticonceptivo por Ley, eso no quiere decir que sea lo ideal”, analizó.

“Lo ideal es que un chico de 13 años esté acompañado por su familia. Si no que el núcleo familiar no tenga ningún deber y que los chicos se vayan a vivir solos, que elijan qué hacer con su vida, con su sexualidad. No, los padres sin abusar de la libre elección de sexualidad de sus hijos tienen que acompañar con instrucción, con educación. Lo mismo tiene que hacer el Estado, educar y por supuesto brindar los métodos anticonceptivos gratuitos en todos los centros de atención primaria de la salud y en todos los hospitales, e informar dónde está la salita más cercana para ir a buscar tu preservativo gratuito. Eso está muy bien y se viene haciendo cada vez mejor desde hace años. Otra cosa tiene que ver con decirle al chico que pueda optar por un método del cual después si se arrepiente pueda volver atrás”, dijo Lorden.

Sobre las enfermedades de transmisión sexual que crecieron de forma alarmante en la población joven del país, dijo: “Con esto que promueve el Ministerio de Salud de la Nación no se frenan las enfermedades de transmisión sexual, todo lo contrario, las están fomentando. Si un chico tiene una vasectomía o una chica tiene las trompas ligadas a los 16, olvídate de que usen el preservativo. Con esto quedan expuestos a más de treinta las enfermedades de transmisión sexual”.

“El no uso de preservativos en los adolescentes hizo que se enciendan alarmas por enfermedades de transmisión sexual que estaban extintas en la Argentina y volvieron a aparecer. La sífilis es una de ellas, vemos en los hospitales del conurbano la proliferación de sífilis congénita en recién nacidos, hijos de madres adolescentes no controladas. Son chicos que nacen con lesiones neurológicas, óseas, o deformidades para toda la vida producto de la sífilis congénita”, afirmó Alejandra Lorden.

Además, si bien afirmó que la anticoncepción es un derecho individual y un tema de salud pública, pidió no promover algo que es irreversible: “El día de mañana el chico o la chica pueden arrepentirse de la decisión que tomaron en su adolescencia de decir que no quieren tener hijos y a los 25 o antes cambiar de parecer. Esas chicas o chicos no pueden tener hijos y pueden terminar en un pozo depresivo que los lleve al suicidio. Por eso cuando decimos que cuidamos su salud y su cuerpo, también decimos que hay que cuidar su salud mental. No es una cosa poco seria ni poco profunda”.

“Esta perfecto que les den derechos a los chicos. Pero me parece que les vamos a dar más derechos si los educamos, si les damos la posibilidad de no contagiarse enfermedades de transmisión sexual, si les damos la posibilidad de que no se embaracen y que el día que cambien de idea puedan hacerlo. Me parece que eso es respetarlos cuidarlos y darles más derechos, no nos tenemos que pasar de mambo porque podemos ir en contra de las cosas buenas para ellos”, reflexionó.

En cuanto a si en el Ministerio de Salud bonaerense hay intenciones de promover ligaduras de trompas y vasectomías como en Nación, respondió: “Hay que estar atentos. Insisto, creo que con esto nos distraen de otros temas importantes que están ocurriendo en el país. En un país con millones de personas bajo la pobreza, en un país que se encamina a los tres dígitos de inflación, en un país donde se está tratando de cambiar las reglas de juego para tener un periodo mas porque ya saben que el Gobierno está perdido. Y en el medio de este caos tirar estos temas para que la gente se prenda y hable de esto también puede ser algo distractivo, entonces hay que estar atento a todo”, finalizo Lorden.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?