Impuestos, deuda y obras: los detalles de las leyes económicas de Rodolfo Suarez para 2023

Impuestos, deuda y obras: los detalles de las leyes económicas de Rodolfo Suarez para 2023

El gobernador envió anoche a la Legislatura una pauta de gastos de $ 770.000 millones para el año que viene, junto con los proyectos de leyes de Avalúo e Impositiva. Se incluyen topes para la suba de impuestos patrimoniales y reducción de Ingresos Brutos y se solicitará deuda para obra pública.

Gianni Pierobon

Gianni Pierobon

El gobernador Rodolfo Suarez regresó este viernes por la tarde de una gira por Brasil y la primera acción que realizó en territorio mendocino fue revisar, firmar y enviar a la Legislatura el paquete de leyes económicas que componen las iniciativas Avalúo, Impositiva y el Presupuesto 2023. Para el último año de su gestión, el mandatario prevé una pauta de gastos de $ 770.000 millones, no incluirá un pedido de roll over pero sí solicitará autorización para tomar deuda para obras. Asimismo, incluye topes para los impuestos patrimoniales y reducción de Ingresos Brutos para algunas actividades.

Los proyectos serán presentados el lunes a primera hora en la Legislatura provincial por el equipo encabezado por el ministro de Hacienda y Finanzas, Víctor Fayad, quien será el encargado de dar a conocer los detalles de estas leyes económicas. Está previsto que en los días siguientes concurran titulares de los ministerios y secretarías del gabinete para explicar las partidas asignadas para sus áreas.

En cuanto a las leyes de Avalúo e Impositiva, el ministro Fayad comentó a MDZ que seguirá la tendencia iniciada en la gestión de Alfredo Cornejo y continuada por la administración de Suarez que apunta a rebajas de alícuotas en el impuesto a los Ingresos Brutos. “No existe rebaja de impuestos sostenible si no bajás el gasto. En la medida que nosotros podamos seguir bajando el gasto, como hemos venido haciendo, sobre todo el gasto corriente, vamos a poder seguir bajando impuestos. Creemos que es mucho más importante dar la señal de que siempre vamos a bajar un poquito y jamás vamos a subir, que dar un paso en falso, bajar de más y después tener que volver para atrás”, expresó el funcionario.

Precisó que para el año que viene se concentrará la baja de este tributo provincial en dos grandes categorías. “Una es la de microempresas. Vamos a tener rebajas para tratar de traerlos a la formalidad y que blanqueen su situación o generarles algún alivio. Es una rebaja generalizada sin importar en qué actividad esté, ya sea primaria, secundaria o terciaria”, indicó.

La otra categoría alcanzada tendrá que ver con el eslabón de la cadena en la que se encuentran las empresas, y apuntará a las del sector intermedio, sin importar el tamaño. “Todo lo que son sectores intermedios, básicamente todo lo que es industria, va a tener alguna rebaja”, sostuvo el ministro.

En cuanto al impuesto de Sellos se seguirá la línea aprobada en el reciente Consenso Fiscal que planteó excenciones para el sellado de préstamos de inversión productiva y préstamos hipotecarios para primera vivienda.

Por otro lado, respecto a los impuestos patrimoniales, entre los que se incluyen el Automotor y el Inmobiliario, el gobierno de Suarez establecerá topes de aumento que llegarán al 60%.

Estos tributos se componen por una alícuota, que en el caso del Automotor es del 3% y en el caso del inmobiliario depende del valor de la vivienda; y de una base imponible que surge del valor del bien, ya sea un auto o una casa.

Para el caso de los vehículos es más fácil determinar la base imponible ya que todos los valores están relevados en la revista del Registro Nacional de la Propiedad Automotor, mientras que para los inmuebles es más difícil determinar el valor actualizado. En los últimos años la inflación ha sido superior al incremento de los avalúos, por lo que la recaudación de los estados provinciales se ha visto afectada en valores reales.

Para el año que viene, el Gobierno de Mendoza establecerá topes de aumento en el Automotor, dependiendo del valor del vehículo. A medida que vaya aumentando el valor, el tope va a ser más alto. En cuanto al Inmobiliario, el titular del Ministerio de Hacienda adelantó que a más del 90% de los contribuyentes les va a alcanzar un tope del 60%.

“Más allá de que sea la inflación del Presupuesto creemos que es un número razonable para que aquellas familias que el año pasado pagaron, puedan seguir pasando, porque lo peor que nos puede pasar es que aumente la mora”, detalló el funcionario.

Destacó que el gobernador Suarez puso un especial énfasis en establecer topes de los aumentos para mitigar el impacto de las subas en los impuestos patrimoniales para los contribuyentes que tienen más dificultades para pagar.

El reparto de la torta

Como ocurre en todos los presupuestos provinciales, la mayor porción del gasto se destina al personal, es decir al pago de los sueldos de los empleados públicos. En tanto, el ministro Fayad destacó que en el Presupuesto 2023 habrá un especial incremento para la área de Educación y también en la obra pública.

Asimismo, manifestó que “en términos de variaciones porcentuales por encima del promedio y con una magnitud importante, se puede destacar lo que es el subsidio del transporte público, que es el segundo gasto más importante del Presupuesto provincial”. “Después del gasto en personal no hay nada que se lleve más fondos que los subsidios al transporte”, aseguró el funcionario.

Explicó que hace 6 años el sistema se financiaba un tercio por los usuarios, un tercio por la Nación y un tercio por la Provincia. Indicó que en el último tiempo la Nación se corrió casi por completo, que la tarifa se ha venido atrasando y que esto ha llevado a que hoy el 80% del costo del sistema lo afronte la Provincia. Aseguró que el gasto en transporte público representa el 4% del total del Presupuesto provincial.

Sin roll over pero con pedido de deuda

Desde el Gobierno provincial ya adelantaron que esta pauta de gastos no incluirá un pedido de “roll over”, es decir la habilitación para renegociar la deuda provincial, el cual debe contar con el respaldo de dos tercios de ambas cámaras legislativas. Teniendo en cuanta que el peronismo se ha opuesto en los últimos años a autorizar este artículo, el oficialismo implementará una maniobra distinta para reestructurar los vencimientos previstos para el año que viene, amparándose en la Ley de Administración Financiera.

Sin embargo, sí se solicitará autorización para tomar deuda para dos importantes obras. Una de ellas es la Doble Vía del Este que demandará una inversión de 22 millones de dólares y la otra el acueducto Monte Comán – La Horqueta que requerirá 15 millones de dólares.

Para obtener ese financiamiento será necesario contar con los dos tercios de los votos de la Cámara de Diputados y del Senado, por lo que será necesario del acompañamiento de los legisladores del Frente de Todos en la votación del Presupuesto 2023.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?