Facundo Manes se suma a la lista de presidenciables para el 2023

Facundo Manes se suma a la lista de presidenciables para el 2023

Facundo Manes ratificó su deseo presidencial. Ya lo decía en la campaña que lo hizo diputado nacional, aunque ahora le agregó otra mirada, mucho más a gusto de los que consideran que "debe creer en Juntos más que en sí mismo". Recorrió Mar del Plata y se reunió con Guillermo Montenegro.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Facundo Manes reafirmó este fin de semana su deseo presidencial. Tal cual lo vienen haciendo otros referentes políticos de su espacio político como Patricia Bullrich, Gerardo Morales y Horacio Rodríguez Larreta, lo hizo a través de una serie de presentaciones personales y políticas y con entrevistas a diversos medios de comunicación locales y nacionales, en las que nunca afirmó que quiere ser presidente como única opción.

"Es un loco divino. No tiene una agenda fija, acepta invitaciones de gente que se le acerca azarosamente. A diferencia de nosotros, los políticos tradicionales, él disfruta de la charla, de escuchar y aprende de lo que le dice el otro. Se siente tan a gusto con eso como con la presentación de su libro ante una platea muy importante", reconoció uno de los dirigentes que lo acompañaron a sol y sombra durante su estadía en Mar del Plata como así también en otros viajes que realiza en la provincia de Buenos Aires y el interior del país.

Estuvo en una reunión protocolar "pero muy amena" también con el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, uno de los referentes del PRO de la Quinta Sección Electoral, región en la que Juntos sacó una de sus más importantes diferencias contra el Frente de Todos en las elecciones de noviembre pasado. 

"Relata algo que es nuevo para nosotros pero lo hace con una gracia y una consistencia que nunca vi. Disfruta de todos los encuentros", asegura el mismo seguidor que estuvo en el Torreón en la presentación de Ser Humanos, el libro que escribió con Mateo Niro, su socio editorial y consejero en más de una ocasión.

"La vida son nuestros recuerdos, y eso es lo que nos guía", refleja Manes quien, además, es consciente de que un mismo episodio puede ser interpretado de manera diferente por dos personas que inclusive se quieren. "Mi esposa tiene una idea de nuestro primer encuentro diferente al mío. Ella puntualiza en cosas que yo no y viceversa", comenta y genera la risa cómplice de una platea variopinta con referentes radicales como Maximiliano Abad, el presidente del partido radical de la provincia de Buenos Aires, el socialista rector de la Universidad de Mar del Plata, Alfredo Lazaretti y el ex intendente local y radical Daniel Katz.

A diferencia de otras oportunidades, donde sus frases provocaron más de una polémica y generaron rispideces con sus aliados del PRO, en esta oportunidad cada comentario público y privado estuvo centrado en generar una expectativa de cambio, afianzar que con los métodos y las costumbres de la dirigencia que gobernó hasta ahora no se pueden esperar resultados diferentes, al tiempo que en manifestarse dispuesto a ser candidato presidencial "aunque nunca ocupé un Ejecutivo", pero también aclaró que lo más importante para él era formar parte de la transformación que necesita de manera "imprescindible" el país. 

Volvió a los lugares en los que estuvo de campaña. Se sentó en el tradicional restaurant portuario que es donde van los trabajadores de la región. Y también se juntó con un grupo de enfermeras a las que también había visto hace varios meses. "Son las personas que más esfuerzo hicieron durante la pandemia y son un ejemplo por su solidaridad y prestancia", les dijo.

Cerca suyo estuvo un dirigente que no responde directamente a sus correligionarios amigos. Joaquín De la Torre ha sabido construir una relación personal y política en la que se apalanca el neurocientífico en más de una oportunidad. Para provecho del senador provincial recientemente electo, la ventaja también radica en que los radicales no tienen candidato a gobernador y Manes lo sabe. 

En el radicalismo están entusiasmados por la nueva construcción política que se empezó en marzo de 2020 en la interna bonaerense. Y Manes aparece como un disruptivo no solo dentro del partido, sino en todo el país. Esa fortaleza cree que puede consolidarse en este año no electoral.

Para más adelante prevén que es imprescindible poner en relieve la importancia estratégica que tuvo la UCR bonaerense en el crecimiento opositor y en su consolidación. Pero lo que más sorprende a los que están en el día a día es "la capacidad de escucha y aprendizaje que tiene Facundo. Está menos celoso de su propia postura y nota que esto también le trae beneficios en términos políticos estratégicos".

Cultor de la anti grieta, en estos aspectos es muy parecido a Horacio Rodríguez Larreta. Pero sus temas, formas y relaciones son muy distintos a los del jefe de gobierno porteño. En su impronta y relación con la gente tiene más puntos en común con Patricia Bullrich, en las antípodas de Larreta  en maneras y formas. 

"Pero tampoco son lo mismo con Patricia. Ella habla de temas muy concretos como la seguridad, la delincuencia y el kirchnerismo, mientras que Manes cree en la educación, la ciencia, la tecnología y el futuro. Con todos tiene puntos de contactos, pero a su vez es diferente y disruptivo", se entusiasman. "Es como la gente común, que en una reunión rescata una cosa de cada uno", aseguran.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?