El gran perdedor que dejó la trunca reunión de Martín Guzmán con la oposición

El gran perdedor que dejó la trunca reunión de Martín Guzmán con la oposición

El más afectado por la cancelación del encuentro es el gobernador de Jujuy y titular de la UCR, Gerardo Morales, quien había arreglado la reunión con el presidente Alberto Fernández.

MDZ Política

MDZ Política

La cancelación en las últimas horas de la reunión que debía realizarse hoy en el Congreso entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y dirigentes de Juntos por el Cambio, dejó un gran impacto en la política argentina que seguramente tendrá severas consecuencias en lo que será el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero uno de los principales impulsores de este fallido encuentro sufrirá el golpe más doloroso: el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

Aún sin aclararse completamente los motivos de esta suspensión, cabe recordar que la reunión entre Martín Guzmán y los representantes de Juntos por el Cambio en el Congreso, había sido arreglada la semana pasada entre el presidente Alberto Fernández y el titular de la UCR, Gerardo Morales, de buena relación política y personal, poco antes de frustrarse la participación de los gobernadores radicales en el primer encuentro del ministro con los mandatarios provinciales.

Esto hizo que el jujeño padeciera un altísimo costo político por las furiosas críticas de algunos de sus socios en Juntos por el Cambio, que criticaron su postura "dialoguista". En contraposición, Morales justificó su maniobra al hacer corresponsable de la deuda a la gestión de Mauricio Macri y, por ende, al resto de la oposición, lo que no cayó nada bien entre los 'halcones' de la coalición, incluyendo a varios de su propio partido.

Martín Guzmán causó la ira de la oposición al suspender la reunión de hoy en el Congreso.

Según explicó el periodista Pablo Fernández Blanco en el canal LN+, Alberto Fernández le había prometido a Gerardo Morales "que en la reunión se iba a explicar lo que el Gobierno está haciendo con el FMI, hasta qué punto se llegó con la negociación y cuáles son los números" que Guzmán iba a ofrecer en Washington, datos hasta ahora desconocidos y que el propio ministro viene manteniendo en profundo secreto.

Sin embargo, el lunes ya comenzaron a notarse movimientos extraños en el Gobierno que presagiaban el fracaso de la reunión, comentó Fernández Blanco: "En la mañana me dicen que Sergio Massa todavía no había convocado a los diputados y que no hubo más comunicaciones entre Gerardo Morales y la Casa Rosada para confirmar el encuentro. Además el grupo de WhatsApp que funciona entre Patricia Bullrich, Gerardo Morales, Miguel Pichetto y Maximiliano Ferraro prácticamente no tenía movimiento".

Horas más tarde se confirmaba de forma oficial que Martín Guzmán estaría este mismo martes en San Juan, lo que dificultaba aún más el encuentro con la oposición. "Algunos denuncian que el Gobierno montó una operación diciendo que Guzmán iba a viajar mañana (por hoy) a San Juan. En el Gobierno dicen que jamás se prometió la reunión, lo cual no es cierto porque sí se trabajó para que se concretara", añadió Fernández Blanco.

Aunque en la totalidad de Juntos por el Cambio reina la ira contra el oficialismo, el más furioso es sin dudas el gobernador de Jujuy. "Gerardo Morales está super fastidioso porque viene de comerse los golpes políticos por haber tendido un canal de diálogo con el Gobierno nacional, y ahora tiene que pagar el costo político del fracaso de que no haya reunión. Siente que Guzmán y Alberto Fernández otra vez lo hicieron quedar mal", remarcó el comunicador.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?