Javier Milei en Mar del Plata: un espectáculo denigrante

Javier Milei en Mar del Plata: un espectáculo denigrante

Javier Milei irrumpe en la escena con un discurso "anti política" con el que suma adeptos en los márgenes del sistema, atacando a quienes forman parte del universo tradicional de partidos y organizaciones militantes. Sin embargo, detrás de su figura hay elementos oscuros que no se pueden ignorar.

José Luis Jacobo

José Luis Jacobo

En una tarde de verano en la que corre aire fresco en la costa marplatense, una multitud de, como máximo, mil doscientas personas se da cita en las escalinatas de Playa Grande para aguardar el momento en el que Javier Milei sorteará su dieta como diputado nacional, para luego dar paso a una de sus "clases de economía política". La organización, compacta y eficiente, está dominada por Rodrigo Marra, quien corre de un lado a otro, ajustando detalles. Un detalle que sorprende es que la conducción del acto está en manos de Juliana Santillán, una abogada que suele promocionarse mucho en Instagram, más desde su atractiva figura que desde la defensa de alguna ideología política concreta.

Amén del debate sobre la lógica de sortear su dieta como legislador, caben otras preguntas. ¿Es ese salario como diputado el único ingreso? No. Hay un monto que se destina a la contratación de asesores, además de la compensación que perciben por los costos de los viajes los diputados de CABA que no reciben el paquete de pasajes aéreos y terrestres que sí reciben los diputados del interior. En su momento, Elisa Carrió fue muy cuestionada por quedarse con el dinero que correspondía a veinte pasajes aéreos y veinte pasajes terrestres, por ese entonces, en el año 2018, equivalentes a unos $355.00. Ese esquema sigue vigente. En su soliloquio denunciante de lo que Milei llama "la casta", no aparece el dato de qué es lo que piensa hacer él con esas asignaciones.

Retornando a la figura que tuvo a cargo la presentación del acto, Juliana Santillán es una desconocida para el público que se congregó en el mismo, pero no para los periodistas locales. La abogada estuvo junto a Juan José Gómez Centurión en la lista de Unión Por el Futuro. No fue hace un lustro, fue en las PASO del 2021. Sin embargo, ese detalle no impidió que lo presentara a Milei como "su maestro y mentor". El rejunte es total.

En la clase propiamente dicha, Milei no destaca —al menos, al juzgar por este encuentro público—, como un docente sencillo de seguir. Abordó aspectos de la vida de Carlos Marx con tono de chimentos. En ese momento, entre el público, una joven que estaba tomada de la mano de su novio le apuntó a éste: "Bichi, Marx es el que inventó el socialismo" (sic).

Un dato que hay que pedirle a Milei que explique públicamente es cómo se financia la movida que lo rodea: dos vehículos —uno de ellos, una van eléctrica—, otros dos vehículos de apoyo, la estructura para hacer el soporte técnico del streamming de alto rendimiento, camarógrafos, fotógrafos y una cohorte de jóvenes a los que era sencillo identificar por su vestimenta de estilo uniformado completamente al servicio de su personaje.

Que el ganador del sorteo sea un kirchnerista encendido, es un dato de color que no responde al fondo de la cuestión. Cuestionar a Milei no es buscarle el pelo al huevo. Este huevo, tiene pelos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?