En el primero de los cuatro días de prueba piloto, no ingresó ningún turista

En el primero de los cuatro días de prueba piloto, no ingresó ningún turista

El ensayo del 27 al 30 de septiembre siembra dudas en lo que respecta al ingreso a territorio mendocino, teniendo en cuenta el poco movimiento que hay en la frontera, donde desde el 15 de este mes entraron nada más que 355 ciudadanos argentinos y, a su vez, chilenos residentes en el país.

Diego Gubinelli

Diego Gubinelli

El Gobierno nacional autorizó este lunes el inicio de la prueba piloto de turismo entre países limítrofes vía terrestre. La decisión fue anunciada a través del Boletín Oficial, la cual especifica que se permite el ingreso de turistas provenientes desde Chile y Brasil en los pasos fronterizos de Mendoza y Misiones. Sin embargo, lo llamativo es que en Mendoza no se registró la entrada de ningún turista por las dificultades del proceso de egreso desde el país vecino y algunos requisitos especificados por el Gobierno argentino.

El experimento empezó hoy y concluirá el jueves 30 de septiembre, ya que, según fue comunicado por el flamante jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manzur, a partir del 1 de octubre se abrirán las fronteras para todos los países limítrofes mediante sus debidos corredores seguros. Por su parte, el arribo de turistas de cualquier país del mundo será permitido a partir del 1 de noviembre.

No obstante, la prueba piloto resulta absurda, considerando el poco movimiento migratorio que existe entre Mendoza y Chile desde el 15 de septiembre, en consecuencia de las trabas que tiene el país trasandino para que sus habitantes crucen la Cordillera de Los Andes.

En diálogo con MDZ, el delegado de Migraciones en Mendoza, Juan Manuel Serrano, dio precisiones sobre la situación y aclaró que el nulo desplazamiento turístico en el primer día de flexibilizaciones piloto responde a las políticas de egreso chilenas que dificultan el paso.

"El movimiento de hoy fue cero. Es así porque en Chile no están dejando salir. De hecho, el corredor seguro viene funcionando desde el 15 de septiembre y ha tenido poco movimiento", dijo.

"A la provincia no le implicaba nada nuevo. Sabíamos que no iba a haber una avalancha de gente en la frontera. Desde el 15 de septiembre cruzaron 355 personas, argentinos y chilenos residentes en el país", esgrimió Serrano.

En tanto al objetivo de la prueba piloto, Serrano indicó que "sirve para anticipar el movimiento", pese a que -hasta el momento- no se vea con claridad su finalidad antes de que comience a regir la nueva normativa este viernes 1 de octubre.

"Veremos cómo se va flexibilizando la frontera desde el lado chileno. Tiene que ver con la política sanitaria de cada país. Chile tiene prohibiciones en el egreso en este momento", agregó al referirse a lo que Florencia Carignano, directora nacional de Migraciones viene anticipando sobre que Chile tiene la frontera cerrada y que se requieren autorizaciones especiales para realizar turismo en Argentina.

Pero además, existen normas por parte del Gobierno argentino que hacen tedioso el viaje turístico. Por ejemplo, aquellos adultos de familia chilena que viajen con menores de edad que no han sido inmunizados, no deberán cumplir aislamiento, pero sus hijos sí.

Los menores de edad deben cumplir una cuarentena al ingresar a territorio argentino, según indica la publicación en el Boletín Oficial.

Respecto de las expectativas de la provincia por esta "curiosa" prueba piloto, el funcionario de Migraciones provincial sostuvo que "se cumplió con el pedido de la provincia" y señaló que "hay factores externos que juegan en contra. La carga sobre el Gobierno nacional ya no esta justificada porque todo lo que pidió la provincia está otorgado".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?