La última esperanza de Cristina Fernández de Kirchner para ganar las elecciones

La última esperanza de Cristina Fernández de Kirchner para ganar las elecciones

Luego de su embestida contra Alberto Fernández que ocasionó una crisis de gobernabilidad inédita, la vicepresidenta apuesta a las nuevas incorporaciones del gabinete como su carta ganadora para revertir los malos resultados electorales de las PASO.

MDZ Política

MDZ Política

Luego de su embestida contra Alberto Fernández que ocasionó una crisis de gobernabilidad inédita, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner apuesta a las nuevas incorporaciones del gabinete como su carta ganadora para revertir los malos resultados electorales de las PASO y que el oficialismo finalmente se imponga en las legislativas de noviembre, señaló el periodista Nicolás Wiñazki.

"Van a hacer todo lo posible porque perdieron las elecciones primarias por diez puntos e inmediatamente después el oficialismo empezó a trabajar para recuperar esos votos. ¿Qué es lo que cree Cristina Fernández de Kirchner? Que en los barrios más carenciados hay un gran porcentaje de personas que no fueron a votar y a los cuales considera como sus propios votantes que se sintieron desencantados", explicó Wiñazki en su última editorial del programa W Ver y Rever, del canal TN.

En ese sentido, el conductor ponderó que los nombramientos de Aníbal Fernández como ministro de Seguridad, de Juan Manzur como jefe de Gabinete nacional y de Martín Insaurralde como su homólogo en la provincia de Buenos Aires, significan que en el kirchnerismo "tienen esperanzas en dar vuelta el resultado" de las primarias.

Nicolás Wiñazki advirtió en su programa W Ver y Rever que Cristina Fernández de Kirchner apuesta a los cambios en el gabinete de Alberto Fernández y Axel Kicillof.

De hecho, el primer anuncio oficial de Juan Manzur en relación al relajamiento de las restricciones sanitarias apuntan a esa idea, consideró Nicolás Wiñazki: "Manzur anunció sin decirlo explícitamente el fin de la pandemia, lo que es una estrategia del oficialismo que va en sintonía con el comunicado de Axel Kicillof que anuncia cambios en su gabinete para 'impulsar esta nueva etapa de reconstrucción pospandemia'".

"Muchos especialistas dicen que esta apertura explícita puede ser complicada porque la pandemia no terminó. Decir que la pandemia se terminó, al igual que todo el reparto de plata, es una medida puramente electoral", reflexionó.

Sobre ese punto de los anuncios en materia de asistencia económica, que supondrá la inyección de miles de millones de pesos para impulsar el consumo y la producción industrial, Wiñazki se preguntó: "¿Por qué no lo hicieron antes? Porque pensaban que ganaban; es mentira que creían que perdían".

"Cristina Kirchner creía que podía ganar a lo sumo por dos o tres puntos, por eso el domingo de las PASO viajó a Buenos Aires y su hijo Máximo Kirchner bailó con Axel Kicillof antes del resultado", destacó.

Por último, el periodista anticipó que "habrá más renuncias en el gabinete".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?