Con los cambios de gabinete, chau a las re-reelecciones de intendentes

Con los cambios de gabinete, chau a las re-reelecciones de intendentes

Con los cambios en los gabinetes de Nación y Provincia, varios intendentes de la Provincia de Buenos Aires, fundamentalmente del Conurbano, podrán evitar las limitaciones de la ley que impedía las dos reelecciones consecutivas. La Cámpora no cede en el tema, pero les da una salida a los propios.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta, Leonardo Nardini, Martín Insaurralde, Jorge Ferraresi y Mariano Cascallares son algunos de los intendentes que ya presentaron o lo harán en los próximos días la licencia a sus respectivos cargos y quedarán automáticamente habilitados para volver a presentarse en 2023 para un nueva reelección. 

¿Pero cómo puede ser? se preguntará la mayoría de los lectores de esta nota. Es que el artículo 1° del decreto reglamentario a la ley que inhabilitaba todas las reelecciones de más de dos mandatos, determina que "la prohibición de reelección para un tercer mandato consecutivo establecida en los artículos 3° del Decreto-Ley N° 6769/58, 148 de la Ley N° 13688 y 13 bis de la Ley N° 5109 -todos ellos en los términos de la Ley N° 14836-, abarca a quienes habiendo sido reelectos en el mismo cargo para un segundo mandato consecutivo, hayan asumido sus funciones y ejercido por más de dos (2) años, continuos o alternados".

Entonces, ninguno de los arriba nombrados completaría los dos primeros años de su segundo mandato. Esto también le impone una nueva reasignación de esfuerzos a los intendentes de Juntos por el Cambio que, crédulos algunos, preveían que los jefes comunales del oficialismo iban a presionar para que haya una reinterpretación legal de la norma aprobada en 2016. Los opositores, por supuesto, no podrán ser convocados para cumplir funciones en los ámbitos nacional o provincial, manejados por el Frente de Todos. 

"Algunos van a tener que pedirle trabajo a Horacio Rodríguez Larreta antes de diciembre", le dijo uno de los que no tiene problemas a futuro a MDZ. 

Horacio rodríguez Larreta

Entre los que no tienen resuelta la posibilidad de su sucesión en el Gran Buenos Aires se encuentran Diego Valenzuela, de Tres de Febrero, y Gustavo Posse, de San Isidro. Jorge Macri, de Vicente López, ya habría resuelto el tema a través de Soledad Martínez en caso de no poder volver a participar, algo que no desea, y Néstor Grindetti ya definió por Diego Kravetz en Lanús. 

Los que quedan con el arduo trabajo de generar una sucesión política son pocos. Fernando Espinoza, por ejemplo, es su primer mandato, ya que reemplazó a la vicegobernadora Verónica Maggario en La Matanza. Lucas Ghi, en Morón y Federico Achaval, en Pilar, tampoco tendrán inconvenientes. Es su primera gestión.

Verónica Maggario

En tanto, en Ituzaingó, Alberto Descalzo, otro que fue destratado en las dos últimas negociaciones en el Frente de Todos, ya dispuso que Pablo Descalzo lo suceda, si la gente le ratifica la confianza mientras que Ariel Sujarchuk, quien también se quejó en estos días, ya tendría en Javier Rehel al candidato in péctore. 

Ariel Sujarchuk

En Tigre se avecina otra pelea política entre Massa y el intendente Julio Zamora. Si no hay novedades que resuelva el pleito, la discusión se dará entre Malena Galmarini y Gisela Zamora, ambas esposas de. 

Por eso habrá sido que en la mayoría de las localidades que manejan intendentes de Juntos por el Cambio Máximo Kirchner haya dispuesto que sus referentes compitan en condiciones más que ventajosas en las últimas PASO, como en Lanús o Vicente López, o vayan con lista única, como Tres de Febrero. 

Jaime Méndez, en San Miguel, deberá hablar con su jefe político, Joaquín De la Torre, pero seguramente ahí alguno de los dos apellidos seguirá representando a ese tándem político. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?