La vuelta de Aníbal Fernández, uno de los hechos más aplaudidos por el poder

La vuelta de Aníbal Fernández, uno de los hechos más aplaudidos por el poder

El arribo de Aníbal Fernández había sido propuesto por dirigentes provinciales y nacionales que no sabían por qué motivo Sabina Fréderic se mantenía al frente de Seguridad. En el entorno presidencial se insiste que el gobierno padecía de una buena comunicación y que Aníbal, en eso, es el mejor.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

"¿Cómo se llevan Aníbal y Sergio?", le preguntó a uno de los colaboradores más estrechos de Berni, el ministro de Seguridad bonaerense MDZ. "Muy buena", dijo casi exultante. Si bien para el resto del planeta social y comunicacional la presencia de Aníbal Fernández es la que más rechazo provoca, pero que es aplaudida por los intendentes y los dirigentes que suelen analizar las entrañas del poder. 

Todos los jefes comunales pretendían que se fuera Sabina Frederic, y Alberto Fernández les hizo caso. La llegada de Aníbal suena a reivindicación personal, pero también corresponde a una escucha presidencial a los intendentes y gobernadores. Fundamentalmente los jefes comunales del Conurbano no entendían ni las formas ni las respuestas que les proponía para saldar el problema de la inseguridad urbana que les acercaba Frederic cotidianamente.

Su presencia como ministro, para muchos referentes del Frente de Todos, cubre dos déficits sustanciales del gobierno nacional. La situación de la inseguridad y la mala comunicación oficial, como si esto fuera solo eso. No entienden que lo que dicen afecta más que lo que callan o muestran. 

A principio de este año, cuando se reunieron en Olivos, un grupo de intendentes, con Fernando Espinoza, de La Matanza, a la cabeza, les habían pedido la renuncia de la ministra y habían insinuado algunos nombres que estaban allí presentes. El presidente cortó de cuajo tal posibilidad sabiendo que le iba a ser muy difícil mantener un acuerdo si su vice lo vetaba. 

Con la llegada de nuevo del viejo y más conocido de los Fernández los intendentes ya saben con quién van a hablar, aunque también le reconocen una personalidad fuerte y directa. "Pero no es como Berni, a quien se lo comió el personaje", asisten y diferencian los recién consultados por MDZ

Las inseguridad es uno de los temas que más les preocupa a la sociedad y a los jefes comunales. De hecho, todavía no vieron totalizadas las promesas realizadas el año pasado, hace ya un año, cuando se produjo la ruptura de las relaciones con Horacio Rodríguez Larreta tras la revuelta policial. "Desde el gobierno de la Provincia nos pidieron que compráramos motos, pero después no nos mandaron personal. Las tuvimos casi todo el año guardadas", se quejó uno de los que tampoco cree que Berni sea un buen funcionario. 

Aníbal Fernández nunca cortó relaciones con la mayoría de los dirigentes de la Provincia de Buenos Aires, a quienes representó como candidato a gobernador en 2015, cuando luego perdió contra María Eugenia Vidal. En 2019 intentó ser candidato por Pinamar, pero también fracasó, Las urnas no lo quieren. Y no todos ven su llegada de manera positiva. 

Uno de los intendentes que ganó en las PASO de 2021 en el Conurbano bonaerense está que trina. "Cómo podemos seguir haciendo eso... Ya está, no tenemos más remedio". Este jefe comunal, que mira la mirada de manera clásica, a  través de los resultados obtenidos, no puede creer que "ninguno de los que hemos ganado hayamos sido llamados para preguntar siquiera".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?