Primeras tendencias y confirmaciones en las elecciones del caos

Primeras tendencias y confirmaciones en las elecciones del caos

La mala organización desbordó las previsiones. Las aglomeraciones que se buscaban evitar ocurrieron. Primeros datos conceptuales: confirmaciones y sorpresas antes del escrutinio.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

Las PASO 2021 van a ser recordadas como las elecciones en las que se retrocedió en el tiempo en cuanto organización. La ejecución de los protocolos para prevenir la transmisión del covid pudo haber evitado aglomeraciones “puertas afuera” de las escuelas, pero ocurrió todo lo contario en las calles. Por eso es probable que a las 18 no termine la votación y las escuelas tengan que mantenerse abiertas o, peor, haya ciudadanos que se queden sin poder votar.

Eso genera más dudas sobre cómo se realizará el escrutinio en cada distrito y las demoras que puede haber. La oposición presiona para que haya resultados oficiales a las 21 y, de hecho, Alfredo Cornejo habló en representación de Juntos por el Cambio con el ministro del Interior Wado de Pedro para exigir ese rigor.

Antes, ya hay datos datos extraoficiales. Al menos en los principales distritos del país. En ese sentido, hay tendencias que se confirman en el centro del país. En Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza se confirman las inclinaciones que no son favorables al Gobierno nacional y sí a los oficialismos locales.

La pelea más atractiva es entre frentes en la Provincia de Buenos Aires. Allí los datos disponibles según encuestas de boca de urna son contradictorios. Hay una candidata que es la más votada y la disputa entre los frentes genera un escenario competitivo. Todo hace que las elecciones de noviembre no parezcan totalmente definidas aún, pero el oficialismo cree tener una ventaja tranquilizadora. Lo que es seguro, es que las fuerzas se emparejaron respecto al 2019. Y en ese distrito en particular. La diferencia no superaría los 7 puntos entre uno y otro. 

Caos

El caos hizo acordar a elecciones de hace más de 15 años. La excusa fue la pandemia, pero en realidad fue desorganización: toda la prevención que, según se dijo, se planificó para evitar aglomeraciones en las escuelas, ocurrió puertas afuera. Incluso fue peor. Tanto, que hubo hechos de inseguridad en medio de la elección. 

Incluso las malas señales que se habían dado desde la justicia electoral se concretaron. Hubo anuncios que generaron confusión, omisiones que agravaron el caos. Avances y retrocesos. 

Al lo largo del día los principales dirigentes intentaron convocar a la ciudadanía para votar; sobre todo cuando vieron el panorama. El objetivo es superar el 70% de concurrencia, el piso de las elecciones de medio término. El último dato de la Cámara Nacional Electoral a las 16 había votado el 53% del padrón.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?