Mucho más que candidaturas: las duras disputas con final abierto que se juegan el domingo en Santa Fe

Mucho más que candidaturas: las duras disputas con final abierto que se juegan el domingo en Santa Fe

Los tres frentes con reales aspiraciones de poder tendrán internas, que a priori asoman como muy competitivas.

MDZ en Santa Fe

En Santa Fe, las elecciones del próximo domingo definirán mucho más que simples candidatos para las generales. En los tres frentes con reales aspiraciones de poder habrá competencia interna y quienes emerjan como ganadores se convertirán en líderes para la campaña del 2023, en la que la ciudadanía elegirá un reemplazante para el gobernador Omar Perotti.

Al igual que Mendoza, Santa Fe solo permite un mandato de cuatro años. Fallecido Miguel Lifschitz (quien gobernó entre 2015 y 2019), no existe allí ningún dirigente que puede definirse como gran elector. Es por ello que tanto en el Frente de Todos (FDT), como en Juntos por el Cambio (JxC) y el Frente Amplio Progresista (FAP), las PASO significarán un test gratuito para que cada espacio dirima liderazgos y comience a definir roles para el mediano plazo.

En el FDT se enfrentan, en lo que a priori parece una disputa de final abierto, la boleta de Perotti -quien colocó al actual senador provincial Marcelo Lewandowski como cabeza de lista- con la del ex ministro de Defensa Agustín Rossi. Si gana el primero, se afianzará como cacique del PJ, ganándole terreno al resto de las tribus, fundamentalmente en las que participan el grupo de senadores que apoyan a Rossi, de fuerte incidencia territorial.

Más allá de lo vigoroso que pueda resultar la posición del actual gobernador si aquello sucede, los análisis tampoco son tan sencillos. Lewandowski no es un hombre de su riñón y por lo tanto podría abrirse allí una disputa interna de cara al 2023. Conocido por su larga trayectoria como periodista deportivo, recaló en la política en 2019 bajo el ala de María Eugenia Bielsa.

Si el que canta victoria es Rossi, el escenario se volverá aún más incierto. El exfuncionario nacional actuó contrariando órdenes de casi todo el oficialismo nacional, que primero lo envalentonó y luego le bajó el pulgar. ¿Cómo harán el presidente y la vicepresidenta para apoyarlo en las generales después de haberle hecho campaña en contra en las internas? La política todo lo puede.

Amén de ello, si aquello sucediera la posición de Perotti quedará muy debilitada. No solo su imagen personal, sino también su gobierno, donde conviven muy a regañadientes las diferentes corrientes internas.

Qué se juega en Juntos

En JxC se presentan cuatro listas. José Corral (ex intendente de la ciudad de Santa Fe), Federico Angelini (vicepresidente del PRO a nivel nacional), Maximiliano Pullaro (actual diputado provincial y ex ministro de Seguridad de Lifschitz) y Carolina Losada (conocida por su participación como periodista en Buenos Aires) disputan mucho más que la posibilidad de llegar a una banca en el Senado.

Lo que se pondrá en juego en JxC es qué sector liderará el espacio después del domingo. Si gana Angelini significará la continuidad de lo sucedido a nivel nacional entre 2015 y 2019, cuando el PRO dominaba la escena y el radicalismo era un simple convidado de piedra. Si lo hace alguna de las otras listas, la UCR sacará pecho para pedir la cabeza de fórmula para el 2023.

De nuevo, el análisis no resulta tan sencillo. Corral, Losada y Pullaro no representan lo mismo. El primero se subió al barco de Cambiemos hace rato, la segunda es una outsider que desembarcó en política hace algunos meses y el último es un hombre que hasta marzo era aliado al socialismo. En todo caso, lo que se definirá el domingo es qué perfil de oposición habrá por parte de JxC en Santa Fe.

La disputa en el progresismo

El FAP (una alianza que contiene mayormente a socialistas y radicales) tenía las cosas más o menos resueltas hasta el pasado 9 de mayo, cuando falleció Miguel Lifschitz. Si bien había disputas internas, el panorama estaba claro y la lucha era esencialmente contener las fugas internas que amenazaban con migrar a JxC. Pero todo cambió.

El próximo domingo se enfrentarán las listas del socialismo y la bendecida por el intendente de Rosario Pablo Javkin (de origen radical, con varios años en la Coalición Cívica y actualmente líder del partido Creo). En la primera encabeza Clara García, actual diputada provincial y viuda de Lifschiz. La segunda tiene al frente a Rubén Giustiniani, un hombre del socialismo pero desde hace años marginado por la conducción de ese movimiento.

El partido de la rosa, que supo gobernar Santa Fe entre 2007 y 2019, se encuentra en una difícil situación, con un espacio de poder que por ahora es importante (domina buena parte de la Cámara de Diputados provincial) pero podría tender a la marginalidad. Si García triunfa, le dará algo más de oxígeno para seguir disputando espacios internos.

Si quien resulta vencedor es Giustiniani, Javkin emergerá como el primus inter pares dentro del frente, que tiene la importante virtud de haber podido esquivar la grieta. El intendente rosarino manifestó en más de una ocasión que le parece vital hacer más ancho el frente, por lo que se abriría la chance de sumar nuevos adherentes para darle mayor competitividad al espacio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?