Entra en su recta final el juicio contra una exfuncionaria del kirchnerismo

Entra en su recta final el juicio contra una exfuncionaria del kirchnerismo

El Fiscal Diego Luciani presentará este miércoles su alegato en el debate oral contra la exfuncionaria acusada del uso de fondos públicos para uso personal.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

Viajes en avión para familiares, cenas en Puerto Madero, compra de bebidas alcohólicas, juguetes para sus hijos, bombones y flores, son algunos de los consumos cuyos comprobantes figuran en las más de sesenta cajas que son parte de la prueba documental analizada para la acusación contra la ex secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación del gobierno de Néstor Kirchner.

El Tribunal Oral Federal 6 encabeza el proceso en su contra que lleva poco más de 6 meses y medio de audiencias. Romina Picolotti sigue el debate desde Estados Unidos por videoconferencia. Fue autorizada por los jueces Sabrina Namer, Rodrigo Giménez Uriburu y Néstor Costabel a participar a través de zoom desde Miami, lugar donde reside desde 2015. 

Justo, este punto fue un ríspido punto de inflexión entre la defensa y el Fiscal Luciani quien se había opuesto a que Picolotti continuase viviendo fuera del país y demandó su inmediato retorno al país para ser juzgada. No obstante, el TOF 6, en su momento integrado por otros magistrados, avaló la permanencia en el exterior tras justificar que trabaja en el Institute for Governance and Sustainable Development.

La exfuncionaria al inicio del debate, durante su indagatoria, negó rotunda y categóricamente la acusación en su contra. Agregó que ni realizó ni autorizó los gastos contemplados en la acusación. “Se me acusa de comer bifes de chorizo y sándwiches de milanesa pero los que me conocen saben que soy vegetariana. También de comprar vinos y cervezas cuando no tomo alcohol”.

Tras su indagatoria pasaron 13 audiencias y más de 30 testigos hasta que en la última jornada decidió ampliar su declaración para decir, entre otras cosas, que la fiscalización, control y autorización de los consumos no estaba bajo su órbita y que esa función era de otras personas, pero no aclaró si eran de la Secretaría a su cargo, dependencia de Jefatura de Gabinete de la Nación cuyo titular en su momento era el actual Presidente de la nación, Alberto Fernández.

Tras los alegatos del Fiscal Luciani, se espera que en dos semanas llegue el turno del defensor de la ex funcionaria, Felipe Trucco. 

De ser hallada culpable, Picolotti puede enfrentar una pena de dos a seis años de prisión y también puede ser condenada a devolver el dinero del que se le acusa haber gastado de manera injustificada. El veredicto podría conocerse a fines de septiembre.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?