Desazón por la performance argentina en los Juegos Olímpicos

Desazón por la performance argentina en los Juegos Olímpicos

El mal desempeño de los deportistas argentinos en los Juegos Olímpicos es una consecuencia de la mala política, del aislamiento sin sentido y la mala gestión.

MDZ Política

MDZ Política

Transitados los primeros días de los Juegos Olímpicos de Tokio, la performance de los diversos participantes argentinos, individualmente o en equipo, ha sido mayoritariamente negativa. Un bálsamo en ese panorama lo representó la medalla de bronce del seleccionado de rugby, que hizo historia, luchando contra todas las adversidades. 

El mal momento del deporte genera sorpresa, en principio, y tristeza; desencanto en la población y variadas críticas agrias y duras a través de las redes sociales. Sin embargo no debería resultar sorpresivo ni imprevisto el desempeño de los compatriotas. Hay factores claves que pueden abonar la previsible mala actuación de nuestros deportistas.

1) La pandemia, con uno de los encerramientos más largos del mundo

El virus covid-19 convertido en pandemia, fue una dificultad para la preparación de todos los atletas del mundo. Todos la sufrieron y aún continúan sobrellevando su permanencia, pero la prolongada y exagerada cerrazón, por el aislamiento obligatorio, a todo tipo de actividad que se impuso en Argentina, fue un lastre muy difícil para una preparación adecuada para una competición de máximo nivel.

La delegación argentina sufrió el aislamiento prolongado. 

Basta traer a la memoria las imágenes del remero singlista que se rebeló y en solitario salió a entrenarse, como testimonio y grito solitario de la necesidad de preparase ante la proximidad de la cita olímpica. No sólo no fue escuchado, sino interceptado por personal policial y denunciado ante la Justicia.

El largo y errado aislamiento obligatorio (la cuarentena eterna)  fue un agravante indeseado e innecesario al daño causado por la pandemia. Virus más mala gestión gubernamental, combo muy dañino, que se refleja en los magros resultados deportivos conseguidos hasta ahora.

2) Falta de apoyo gubernamental

Ha sido una constante en el país que los diversos gobiernos, en mayor o menor medida, han fracasado en la gestión del deporte y sobre todo en el de alto rendimiento. En esta oportunidad lamentablemente, el accionar del Estado influyó negativamente y en mayor proporción.

Al disminuir el aporte monetario en general, la participación en competencias previas se vio dificultada con consecuencias negativas.

Se pueden mencionar hechos concretos que lo certifican.

El influencer Santi Maratea, reconocido por sus campañas solidarias, colaboró en forma activa consiguiendo fondos, ante la disminución del aporte estatal, para el traslado y  participación en el campeonato Sudamericano de atletismo.

A su vez cruzó al jefe de gabinete, Santiago Cafiero, ante un tuit de este con un contenido algo demagógico acerca de los participantes nacionales, señalando en Instagram que "cuando necesitaban plata para prepararse, no los apoyaban tanto, je “.

Un yudoca que sufrió una derrota contundente en 25 segundos hizo una dolorosa crítica a la falta de apoyo para una preparación acorde a la exigencia.

A su vez la tiradora Fernanda Russo escribió recomendando responsabilidad y prudencia en los ataques y agravios sufridos a través de las redes sociales. Postales similares, variadas y tristes, que clarifican la verdadera situación del deporte nacional.

La historia se prolonga y repite en forma inexplicable y el resultado, no sólo es negativo, sino se profundiza. Sobran gestos demagógicos de ocasión, palabras vacías vindicantes de la actividad deportiva y exclamaciones y arengas enfervorizadas sin sentido.

Hace falta acción inteligente, apoyo concreto y plan a largo plazo con infraestructura adecuada, coaching capacitado y participación constante en competencias nacionales e internacionales para conseguir resultados positivos permanentes, que sirvan de ejemplo y guía para los jóvenes y sean motivo de orgullo para todos los ciudadanos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?