Juan Grabois quedó marginado de las listas y alentó a su militancia

Juan Grabois quedó marginado de las listas y alentó a su militancia

El militante social fue una de las personalidades políticas que pasó, dicho mal y pronto, sin pena ni gloria en el armado de las listas para las legislativas que se aproximan.

Augusto Guisasola

Augusto Guisasola

Juan Grabois es, además de abogado y docente universitario, un dirigente y militante social que con el correr de los años alcanzó a afianzar su paso por lo medios y el interés de estos por él. Es uno de los principales representantes del Proyecto Artigas, que nació a partir del conflicto por la ocupación de tierras de Etchevehere. Ese proyecto se define como una red de comunicadores, profesionales del Derecho, ambientalistas y dirigentes sociales que, entre otras cosas, trabajan en la elaboración y propuesta de un modelo agrario sostenible, libre de agrotóxicos y explotación. Más allá y mucho tiempo antes de que naciera ese Proyecto, Grabois y su espacio pasaron a formar parte del Frente de Todos y colaborar para el triunfo que este espacio consiguió en 2019, con Alberto Fernández como presidente y Cristina Fernández de Kirchner de vicepresidenta. 

Pese a la exposición pública y mediática a la que se fue entregando Juan Grabois en representación y defensa de intereses y conflictos que atañían al Frente de Todos siendo ya Gobierno, el dirigente quedó fuera de las listas de precandidatos al Congreso o para alguna Legislatura provincial. Llamativo, pues el sector que este dirigente representa no es menor y reúne características muy particulares respecto del fomento discursivo que tejen. En los últimos meses tuvo un vuelco discursivo que incomodó al propio Gobierno: más que planes, trabajo; más que compra de tierras, reforma agraria; más que dependencia del Estado, autogestión; entre otras.

Fuentes cercanas a Grabois señalaron a MDZ que, si bien él no se presentó a ninguna precandidatura, sí lo hizo a través de otras personas que incluso firmaron para ocupar lugares, pero que esos lugares son expectables, esto quiere decir que difícilmente llegarían a ocupar una banca ante un eventual triunfo. Las personas que firmaron, asegura la misma vocera, son cartoneras, campesinas, mujeres trans, militantes feministas. Así, de nuevo, puede insistirse en que las minorías y personas marginadas, lo seguirán siendo ante la logística y el armado de poder del Frente de Todos.

Juan Grabois y su espacio forman parte de movimientos latinoamericanistas.

En su cuenta de Facebook, el dirigente publicó un breve pero intenso texto que impregnó de exhortaciones y agradecimientos a la militancia de su organización social. No por ello, sin embargo, desaprovechó el comunicado como para por lo menos expresar su reflexión respecto del significado que puede generar el haber quedado fuera de las listas. "Lo que sucede en estos días no explica ni lo que vale un militante ni lo que deja de valer", sostuvo.

Más allá de cierto tono de desconcierto y apatía que expresa al comienzo del comunicado al sostener que "Ni el que anduvo bien tiene que festejar ni el que quedó afuera lamentarse", Grabois no dudó en ratificar que su mayor compromiso está con el trabajo territorial: "... la militancia política tiene que dejar todo para defender sus convicciones y orientación. Esto no puede depender nunca de cómo cierre una lista. Eso sería oportunismo y carrerismo. Y ni el oportunismo ni el carrerismo es el camino del Frente Patria Grande". 

Habrá que ver cómo sigue la relación de ahora en adelante entre el dirigente y el Frente de Todos

Además, y también a lo largo del comunicado, sostiene un espíritu de reflexión que exhorta a que la militancia también la adopte: "Reflexionar. Recalcular. Sobreponerse a las decepciones. No caer en derrotismos ni en exitismos. No adaptarse a un sistema tóxico. Sostenernos en las convicciones y los principios", les dice, como alentando a comerse el sapo y seguir con lo importante que, insiste, es visibilizar "la realidad del pueblo pobre y las múltiples luchas sociales, juveniles, ambientales, feministas" para que "se reflejen genuinamente en la política".

Por último, Grabois felicitó a la militancia, por el "enorme trabajo" que vienen haciendo. "Se hizo un enorme trabajo. A no aflojar. Sigamos dando el debate central: un Plan de Desarrollo Humano Integral para la Argentina pospandemia". Y concluyó: "Nuestro objetivo esta lejos; no termina en una elección, mucho menos en un cierre de listas. Es una Patria Grande con Justicia Social".

Habrá que ver cómo sigue la relación de ahora en adelante con el dirigente que, a los ojos del Frente de Todos, es el más "marginal", el que más está en el barro y el que, quizás hasta de manera estorbosa, propone proyectos que parecen no terminar de alinearse con la logística y gestión del Gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. De momento, puede interpretarse que fue marginado de las listas, porque se lo pudo ver poco (o casi nada) en las mesas o con las principales personalidades que negociaron la formación de listas. Se verá. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?