La bomba de Patricia Bullrich: ¿Por qué Pfizer no quiso entregar vacunas a la Argentina?

La bomba de Patricia Bullrich: ¿Por qué Pfizer no quiso entregar vacunas a la Argentina?

La presidenta del PRO aseguró que la empresa estadounidense había rechazado en su momento “tener un socio nacional” tal como le había exigido el Ejecutivo.

MDZ Política

MDZ Política

Un nuevo capítulo se sumó a las tortuosas negociaciones entre el Gobierno argentino y el laboratorio Pfizer por la provisión de vacunas contra el coronavirus, y esta vez el aporte vino desde la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien aseguró que el fracaso en la firma del contrato se debió a que la empresa estadounidense rechazó “tener un socio nacional” tal como le había exigido el Ejecutivo.

En declaraciones al canal de noticias TN, Bullrich opinó sobre los serios problemas que tiene la gestión de Alberto Fernández para sostener la campaña nacional de vacunación contra la covid-19: “Una explicación es que el Gobierno ha estado preocupado fundamentalmente por la impunidad de Cristina Fernández de Kirchner y la persecución de Mauricio Macri, y han puesto el tema de la vacunación en segundo plano”. 

Tras recordar que “la Argentina tuvo la posibilidad de tener 14 millones de dosis de Pfizer con antelación a otros países”, la exministra de Seguridad advirtió que detrás de ese fallido “hubo una mano negra: decirle a Pfizer que tenga un socio nacional, como había aceptado AstraZeneca. ¿Y qué le daría ese socio? La posibilidad de facilitarle cosas”. 

Pfizer se negó porque no podía hacer la cadena de rapidez necesaria para fabricar las vacunas”, añadió Bullrich en referencia a la respuesta del laboratorio, y aunque evitó dar mayores precisiones, se mostró firme en sus declaraciones al manifestar que tiene “información” sobre la trastienda. 

En ese sentido, la dirigente macrista aseguró que el exministro de Salud, Ginés González García, quien el año pasado estuvo involucrado activamente en las negociaciones con Pfizer, “va a tener que dar explicaciones en algún momento sobre por qué no firmó ese contrato y empezó a mentir”.

Gestión de la pandemia

Por otro lado, Bullrich indicó que “llegamos a esta segunda ola en una realidad de agotamiento y desconfianza social al Gobierno”, producto que “durante el año pasado, el Ejecutivo desgastó toda resistencia de la sociedad que hoy está vencida y destruida mental y económicamente”. 

No hay más aguante para nada. Los chicos van a perder dos años de clases, los padres están desesperados, los comerciantes están destruidos, y lo único que tienen como salida es molestar más a la gente”, aclaró respecto a las nuevas medidas restrictivas anunciadas por Fernández y que comenzaron a regir esta semana en los principales centros urbanos, como la suspensión de las clases presenciales y la extensión del toque de queda sanitario, aunque con claras disidencias en la Ciudad de Buenos Aires y Mendoza, ambas gobernadas por Juntos por el Cambio.

En otro orden, Bullrich opinó sobre la nueva interna en el Frente de Todos por la polémica respecto a la pelea entre Martín Guzmán y Federico Basualdo, y dejó en evidencia las debilidades de Fernández: “El nivel de contradicción y choque del Gobierno es total y absoluto, lo cual hace que no vayamos para ningún lado. Si a un presidente le imponen un subsecretario, tiene que bancarse lo que se venga y dar la orden que ese funcionario se vaya mañana. Pero ahora el Presidente se queda con cero autoridad. Es una situación muy terrible para todos los ciudadanos”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?