Florencio Randazzo reabre "La Florería": quiere salir con lista propia

Florencio Randazzo reabre "La Florería": quiere salir con lista propia

Randazzo sigue su camino buscando consensos para armar el peronismo no kirchnerista que esta vez no tendrá como referencia ni a Roberto Lavagna ni a Sergio Masa. Mientras, dialoga con Emilio Monzó, Joaquín De la Torre, Graciela Camaño y Juan Manuel Urtubey.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Florencio Randazzo está un poco más decidido. Parece que está dispuesto a reabrir “la florería” que cerró pocos días después que se enteró de manera casi virtual en 2015 cuando la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner decidió que Carlos Zannini, a quien había apalabrado para que sea su vicepresidente, lo sea de Daniel Scioli.

Hasta ese momento, el ministro del Interior y Transporte había promovido que “florezcan mil flores” y su agrupación, “La Florería”, inundaba con su leyenda los paredones de todos los accesos de la Provincia de Buenos Aires.

Dos años después el ente jurídico del peronismo bonaerense, que ahora presidirá Máximo Kirchner quedó entrampado con su candidatura impulsada por más de una docena de intendentes que se bajaron y destruyeron el “grupo Esmeralda”, se había transformado en el candidato de CUMPLIR.

En esa lista estaba Santiago Cafiero como candidato a senador suplente. Florencia Casamiquela era la titular y Eduardo Balli Buca y Abal Medina como los primeros candidatos a diputados nacional. Sólo el oriundo de Bolívar pudo llegar a la Cámara baja.

De hecho, por las votaciones que realizó en su mandato, presidiendo el interbloque federal, estuvo siempre del lado del actual oficialismo. Parece que ni él, ni Cafiero ni tantos otros que primero lo apoyaban, ahora lo hacen. Sólo Casamiquela quedó de su lado dentro de los primeros candidatos.

Al igual que hace cuatro años, la realidad lo enfrenta con el dilema de la polarización. Las escuelas, la falta de vacunas, la inseguridad y la preeminencia de Cristina Fernández de Kirchner en el Frente de Todos y la policobertura que hace Juntos por el Cambio desde la centro derecha, lo minimiza en su expresión electoral.

“Cada vez hay más peronistas que creían que Alberto Fernández y Sergio Massa iban a contribuir a parar al kirchnerismo. Eso no pasó. Pero por eso tampoco mañana levantarán la bandera amarilla”, resume uno de sus colaboradores, quien sabe que no tendrá la oportunidad de ser “perdonado” por la expresidenta como lo consiguió, desde hace algunos meses, el actual presidente de la Cámara de Diputados de la Nación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?