El sistema de salud y el exabrupto de Fernández

El sistema de salud y el exabrupto de Fernández

El presidente Alberto Fernández cometió una dura injusticia al mencionar que el sistema de salud está "relajado". Son el pilar fundamental para enfrentar la pandemia.

MDZ Política

MDZ Política

Una de las afirmaciones que más impacto negativo causó en un vasto sector de la población del discurso del Presidente Alberto Fernández, entre varias,  fue que “el sistema de salud se había relajado”, atendiendo otras enfermedades y dejando implícito un aparente descuido del virus del Covid. Sorprende el desconocimiento supino del Presidente o su impericia discursiva, frente a lo que viene afrontando el sistema sanitario hace más de un año.

Es conveniente enumerar algunos factores esenciales con los que conviven a diario la salud pública y privada para poner claridad y foco en la actividad esencial y básica que hora a hora acompaña la salud de todos.

1) el sistema hace un año largo que prácticamente trabaja a tiempo completo, con descanso insuficiente y fatiga consiguiente.

El robustecimiento y mejora que se consiguió en infraestructura, no fue acompañado, como era lógico,  por mayor cantidad de personal especializado, como  enfermeros, médicos intensivistas y demás actores vinculados al virus, por lo que el trabajo de estos agentes sé multiplicó.

2) durante el largo periodo de confinamiento, numerosas patologías no fueron atendidas en tiempo, otras no se detectaron porque la gente por temor a contagiarse de Covid no concurría a los establecimientos, lo que lógicamente derivó en una atención con posterioridad. El mundo real, fuera de la pandemia, siguió existiendo por lo que se comenzó a tratar y atender todas las diversas enfermedades que afrontan los seres humanos naturalmente y que habían sido pospuestas.

3) Es conocido el atraso en remuneraciones que sufren los actores sanitarios en todos sus niveles y también las instituciones por el bajo monto que erogan las diversas obras sociales, incluso con atrasos en los pagos,  por lo que la inflación disminuye más sus ingresos reales. Incluso debe agregarse la discusión con las entidades privadas acerca de que estas limitarán su actividad a la atención del virus del covid.

Esto sería un golpe extra y casi definitivo a su subsistencia, con el agregado de posibles  consecuencias graves sobre las personas con diversas enfermedades no tratadas.

4) esta nueva ola suma mayor contagiosidad, más número de personas a tratar y fatiga del personal y dificultades económicas y financieras del Estado y de las instituciones públicas.

Ante lo expuesto, no se entiende cómo el Presidente afirmó que “el sistema de salud se había relajado”. 

Luce como un hecho más en los errores o contradicciones en que incurre o a lo que es llevado por la lucha interna, la máxima autoridad del país. Si es algo que no ha sucedido, bajo ninguna forma, es relajamiento del sistema de salud. Todo lo contrario, son y han sido factor clave en abordar la pandemia. Un pilar fundamental para mejorar la dramática situación que se vive. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?