La tajante definición sobre Alberto Fernández que hizo Lilita Carrió: "Veo desesperación"

La tajante definición sobre Alberto Fernández que hizo Lilita Carrió: "Veo desesperación"

“Nunca hablé ni hablaría con Alberto Fernández. Veo un estado de desesperación y una falta de equilibrio emocional en una crisis muy grande en la Argentina. Este gobierno se negó a hacer una política de salud con países democráticos”, fueron las palabras de la ex diputada de la Nación.

MDZ Política

MDZ Política

Elisa Carrió (Lilita) fue parte de una entrevista realizada por Joaquín Morales Solá – a través del programa televisivo Desde el Llano, emitido en TN-, donde la líder de la Coalición Cívica fue tajante al opinar sobre la actualidad de la Argentina en el marco de la pandemia de coronavirus y sobre el accionar político del oficialismo. “La verdad es que nunca pensé que esta segunda ola fuera tan fuerte, sobre todo en Provincia de Buenos Aires. Yo misma estoy con mis hijos infectados en mi propia casa. Hay que cuidarse mucho”, comenzó diciendo. En la entrevista, Lilita fue durísima con el presidente Alberto Fernández: "Veo un estado de desesperación y una falta de equilibrio emocional en una crisis muy grande en la Argentina”, aseguró.

Al ser consultada si ella estaría de acuerdo con un confinamiento o cierre total, Carrió expresó: “No, sería terrible. Tendría que opinar un comité interdisciplinario sobre estas cosas, por ejemplo, los psicólogos. Yo estoy encerrada hace un año y tres meses. La situación de encierro trae depresiones y falta de sentido en la vida”.

Y agregó a modo de provocación: “La falta de disciplina y de cuidado del año pasado es el temor de Axel Kicillof. Necesitamos combinar el extremo cuidado de todos nosotros y, por el otro lado, libertad. Sobre todo para que no produzca consecuencias –no solo por el virus- sino psicológicas”.

No se manda con el miedo. Se manda con la razón. Hay una diferencia abismal entre lo que dice el ministro de Salud de la Provincia (Daniel Gollán) y Fernán Quirós, quien ordena en función del bien común y explicando”, fueron las palabras de Carrió al referirse a las distintas estrategias de comunicación implementadas por las diferentes fuerzas políticas.

Inmediatamente, Morales Solá le preguntó a la protagonista si existe algo que el gobierno haya hecho para evitar que la segunda ola sea de tal forma.

“La segunda ola iba a venir. El tema es que la gente no está vacunada. Mucha gente se rió de mí, pero el capricho de una alianza política peligrosa entre Cristina Kirchner y Rusia comenzó una diplomacia de las vacunas que centralizó toda la compra de las dosis en el Gobierno Nacional, a modo de acto heroico, pero sin permitir a la Ciudad de Buenos Aires que lo haga”.

Por otro lado, ya sumergida en la temática abordada sobre la crisis sanitaria, Carrió no pudo evitar comentar sobre el aumento de casos que coincidió con el último fin de semana largo. “¿Cómo puede ser que la ola haya empezado en semana santa? Se permitió viajar en Semana Santa cuando ya se sabía de la segunda ola. Ellos (miembros del Gobierno Nacional) tendrían que haber tenido cuidados en lugares donde la curva de contagios era creciente”

Posteriormente, el reconocido periodista político tucumano preguntó: “¿Qué consejo le daría a Alberto Fernández?”. A lo que Carrió respondió con frialdad: “Nunca hablé ni hablaría con Alberto Fernández. Veo un estado de desesperación y una falta de equilibrio emocional en una crisis muy grande en la Argentina. Este gobierno se negó a hacer una política de salud con países democráticos”.

"Que se calmen"

Sin embargo, la ex miembro de la Cámara de Diputados no se guardó nada y expresó su pensamiento al respecto de lo que el gobierno debería hacer. “Creo que nosotros deberíamos jugar en la política de los derechos humanos, el cuidado de la salud razonable y la pelea por la republica También debería haber una mínima unidad entre una vicepresidenta que golpea y un presidente que está atónito. Que se calmen ambos”, dijo.

En relación a la postergación de las elecciones primarias de agosto a septiembre, la referente política dejó en claro su postura al no considerar que esta estrategia contiene peligro. “Le pido a la oposición que no dramatice cuestiones como el corrimiento de las paso. No es una trampa, solo quieren ganar tiempo”, indicó.

Minutos antes de finalizar su participación en el programa, Carrió manifestó: “La utilización de la bronca le hace mucho daño a la Argentina. Hay que manejar una crisis, porque a mí me salvó Dios en el 2001.  Yo lo viví y esta es una situación de decadencia final de la Argentina, pero los pueblos pueden salir de estas. Y yo confío en ello”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?