La escatológica definición de Luis Juez sobre la interna radical

La escatológica definición de Luis Juez sobre la interna radical

El senador nacional electo aseguró que los dirigentes de la Unión Cívica Radical "disfrutan de las peleas" y los comparó con "los baños de las cárceles de mujeres: se cagan con la interna".

MDZ Política

MDZ Política

El senador nacional electo Luis Juez se refirió a la delicada situación interna que atraviesa la Unión Cívica Radical (UCR) tras la ruptura de su bloque en Diputados, al asegurar que sus dirigentes "disfrutan de las peleas" y los comparó con "los baños de las cárceles de mujeres: se cagan con la interna".

"Tenemos que ser inteligentes. Cualquier cosa que hagamos que no tenga que ver con lo que la gente nos confirió el 14 de noviembre, es perder tiempo al pedo", sostuvo Luis Juez en declaraciones al programa +Voces, del canal LN+.

Aunque trató de no hacer un análisis exhaustivo sobre la pelea interna entre Martín Lousteau y Gerardo Morales, el legislador cordobés aseveró que "ellos disfrutan de las peleas" y que esa situación "es como los baños de las cárceles de mujeres: se cagan con la interna del radicalismo, viven peleándose".

"Cualquier cosa que nos distraiga, nos saca de eje y a la gente eso le fastidia, porque no quiere que perdamos un segundo que no sea en defender sus intereses. Como no nos sobra nada, no podemos anticipadamente dar peleas y disputas que seguramente el tiempo dirá que se den después", añadió.

 

En ese sentido, Luis Juez consideró que "la unidad (en Juntos por el Cambio) es un tema que no se negocia. Algunos lo expresan con más énfasis que otros, pero la unidad es un bien sagrado que es imposible discutir. La gente nos quiere juntos".

Por otro lado, el flamante senador criticó al ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, por sus dichos en contra de la Corte Suprema de Justicia. "Soria es un tipo berreta que se habrá recibido estudiando por el Patoruzú, pero jamás lo encontré dando una definición ajustada a derecho. Está para cumplir una tarea de Cristina Fernández de Kirchner: cuanto más atrevido sea ante las máximas autoridades, a Cristina le encanta".

De todos modos, también apuntó contra el máximo tribunal nacional: "La Corte también ha hecho méritos por jugar a la política, por mariconear y tener actitudes ambivalentes y cobardes".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?