Massa, sin control de precios, y Máximo, en contra del FMI

Massa, sin control de precios, y Máximo, en contra del FMI

El Frente de Todos se prepara para afrontar la última parte de su campaña con el afán de acortar la diferencia de votos que tuvo en las PASO, fundamentalmente en la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, los diferentes discursos y posturas provocan desconcierto y pases de factura.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Sergio Massa estuvo ayer en Pilar. En ningún momento habló de control de precios. Viejos conocidos de General San Martín lo esperaban en una actividad organizada por el diputado provincial Jorge D´Onofrio y el intendente Federico Achaval junto con una importante cantidad de empresarios grandes, medianos y pequeños. 

Mientras Massa, cada vez más racional y enfocado en lo que tiene que venir después de las elecciones generales, Máximo Kirchner autorizó la distribución de un video en donde se lo ve acompañado por sus seguidores cantando en contra de un acuerdo con el FMI que es, a esta altura, el único salvavidas que tiene el gobierno. 

Los intendentes saben que ya no tienen el poder del ejemplo para reclamarle a sus comerciantes, chinos, españoles, chilenos, franceses o de otros orígenes. Las listas que le distribuyeron pasan a ser un jeroglífico para los empleados municipales encargados, supuestamente, de vigilar la actividad comercial. "Vamos a hacer qué", le dijo a MDZ el director de Inspección General de un municipio del sur del conurbano. 

En estos lugares, si los controles son precisos, ninguna actividad podría subsistir. Por eso es que aún hoy, a pesar de los múltiples controles cruzados que hay, sigue habiendo un "pasillo" donde lo blanqueado y lo que no se filtra. Por eso es que las bebidas alcohólicas, los cigarrillos y otros artículos deben ser abonados "en efectivo" y no se permite la utilización de ningún sistema electrónico de pago. 

A partir de hoy los vecinos de todos los municipios se verán consultados sobre todas sus preocupaciones, anhelos y se le ofrecerán cuantas soluciones tengan a mano. Todo queda a un tris de una denuncia penal por compra venta de votos, que nunca se verificará hasta el día de la elección. 

Desde grupos de WhatsApps en la que se debe enviar una foto con el voto emitido para luego recibir una contraprestación fue una de las ideas lanzadas. Hay muchas otras, y cada "puntero" puede aportar una idea diferente.

Pero lo que es descriptivo es que cada uno entiende que la solución es distinta a la que piensa el otro. "Parece a propósito. Estamos mostrando que todos tenemos una misma idea e inmediatamente no sólo filtran una opinión en contrario, hasta hacen un video para remarcarlo" dijo un ministro enojado con La Cámpora y la "irresponsabilidad" que demuestran en el manejo de la relación pública y política. 

Con los empresarios, cuarta reunión, pública y privada con empresarios en la que participa, Massa volvió a decir lo mismo con lo que empezó la semana. Un gran acuerdo político, el entendimiento con el sector empresarial y social y explicó la obligación de instaurar una matriz productiva inmediata. Nada de controles de precios, por supuesto, u otra iniciativa que ya fracasó y que provoca incertidumbre y más pérdida de credibilidad.

"Alberto Fernández no será candidato en 2023. Se terminó el Frente de Todos tal cual lo conocemos", había publicado MDZ, apenas terminada la PASO. Esto se confirmó esta semana, en la que los que fracasaron en construir el nonato albertismo más otros sectores creen indispensable una interna con La Cámpora, que demuestra cada vez más se radicaliza más. 

El fracaso de una conducción invertebrada e inconexa fracasó ejerciendo el poder. "Es indispensable tener un conductor ratificado por los votos. En 2003, Carlos Menem no fue a la segunda vuelta. Quedó Néstor Kirchner. Dos años después pulverizó al duhaldismo de la Provincia. Eso nos permitió trabajar y consolidar un proyecto que duró ocho años", empezó la descripción un referente de los más importantes del oficialismo.

"Cuando Sergio Massa armó el Frente Renovador, muchos de nosotros lo seguimos. Pero la mayoría sabía que era con el peronismo adentro. Lamentablemente Cambiemos se llevó el antikirchnerismo, que es mayoría en el país y cuando nos juntamos todos demostramos que no podemos funcionar así", se confesó. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?