Investigación

Destrucción de pruebas y amenazas: así ocultaron los abusos en el Ejército

Tres mujeres denunciaron que fueron abusadas física, sexual y psicológicamente por integrantes del Ejército Argentino. En declaraciones a la prensa, una de ellas contó la grave situación que vivió y cómo la amedrentaron hasta que renunció.

MDZ Policiales
MDZ Policiales miércoles, 26 de abril de 2023 · 11:01 hs
Destrucción de pruebas y amenazas: así ocultaron los abusos en el Ejército
El lugar donde se produjeron los abusos Foto: Twitter: @revistacodigos

El juez federal de Gualeguaychú, Hernán Viri, rechazó el pedido de excarcelación y en las próximas horas le tomarán una nueva declaración indagatoria al jefe del Regimiento de Caballería de Exploración 12 de esa ciudad entrerriana, teniente coronel Juan Facundo Candiotti. El militar permanece detenido acusado de destrucción de pruebas, falso testimonio y encubrimiento en una causa que investiga abusos sexuales en ese Escuadrón.

Según informaron fuentes judiciales, Candiotti será nuevamente trasladado desde el escuadrón de Gendarmería en Gualeguaychú, donde permanece detenido desde el 12 de abril pasado, esposado, con chaleco y casco antibalas, al juzgado federal ubicado en San Martín 887. En su primera citación ante el juez, el militar estuvo unos 30 minutos y se abstuvo de declarar, por lo que fue imputado por encubrimiento, entorpecimiento de la investigación y falso testimonio.

En concreto, la Justicia detectó que el jefe militar destruyó pruebas, amenazó a testigos, y buscó entorpecer las tres investigaciones que se llevan adelante por los abusos sexuales cometidos en ese Escuadrón. De hecho, por uno de los expedientes ya se procesó a otro suboficial que prestó servicio hasta agosto de 2022, mientras que la Cámara Federal de Paraná confirmó la situación; otra investigación está en curso, y por la tercera denuncia se efectuaron los últimos allanamientos y detenciones.

También fue detenido el suboficial Víctor Hugo Mercado -que prestó funciones hasta noviembre de 2021 en el Regimiento de Caballería de Exploración 12 de Gualeguaychú- acusado de abuso y acoso sexual agravado por un contexto de violencia de género.

Durante su declaración de casi tres horas buscó desacreditar la denuncia en su contra que cuenta con más de 1.000 fojas, y aseguró que la denunciante "es una persona con desequilibrios", dijo su abogado defensor, Víctor Rebossio. Allí intentó mostrarse "ajeno, inocente y víctima de una acusación caprichosa y una condena social de la cual le va a costar años reponerse, lo mancharon y es muy difícil que se saque este estigma", aseguró el letrado.

Según Mercado, la denunciante "viene de otra unidad militar de Buenos Aires con una calificación perjudicada porque no tenía el alta psiquiátrico", y "tiene un defecto para estar en el Ejército".

Rebossio manifestó que el suboficial "ya fue sancionado con días de arresto, superó Juntas de Disciplina, fue trasladado y separado de su grupo familiar". Por eso, consideró que "no se puede juzgar dos veces por una misma causa", que Mercado "ya fue condenado por la Justicia militar", y un uniformado "tiene que ser juzgado por el Ejército y no por la Justicia civil", completó.

Las denuncias

Las tres denunciantes -de entre 21 y 24 años- relataron hechos de abusos sexuales, que incluyeron tocamientos, hostigamiento permanente y amenazas para evitar que efectúen las denuncias. Una de ellas renunció a la carrera militar, mientras que las otras dos siguen dentro de la fuerza aunque aseguraron que tienen temor por posibles represalias por las denuncias efectuadas desde principios del 2021.

Jésica, una de las víctimas, relató al canal C5N que los abusos comenzaron en 2016 y que, en ese momento, informó la situación en el cuartel, donde le dijeron que "iban a tomar medidas por todo lo que estaba pasando", pero "no fue así" y recibió maltratos y burlas de Mercado y otros compañeros.

“Yo recibí tratamiento psicológico cuando me encontraron prácticamente muerta en el regimiento y ahí tomé la decisión, porque cuando denuncié en 2021 fue un infierno: era maltrato, él pasaba al lado mío y se reía, me mandaba decir cosas por otras personas.. me decía: ‘Quién te va a creer si no tenés pruebas’, explicó la mujer.

Archivado en