Pasaron dos años presos por un grave delito y ni la víctima los reconoció

Pasaron dos años presos por un grave delito y ni la víctima los reconoció

Tres jóvenes estaban acusados de homicidio criminis causa en grado de tentativa, pero la víctima no los reconoció. El responsable del hecho se hizo cargo, aunque afirmó que no se trató de un robo.

Gabriela Guilló

Gabriela Guilló

Tres jóvenes fueron detenidos en el 2020 acusados de intentar matar a un hombre para robarle en Las Heras, Mendoza. A dos años del hecho, la causa llegó a juicio y quedó demostrado que todos eran inocentes debido a que la víctima no logró reconocerlos. Asimismo, el autor del disparo admitió el hecho, pero sostuvo que no se trató de un intento de robo sino de un conflicto por una deuda antigua.

El caso se registró cerca de la 1.30 del 23 de agosto de 2020, cuando Nicolás José Díaz se encontraba a metros de su casa del barrio SOEM. En ese momento comenzaron a perseguirlo, y al llegar a la puerta de la vivienda un sujeto le disparó en el tórax y escapó.

La víctima fue trasladada al hospital Lagomaggiore en estado delicado, sin embargo, logró recuperarse y tras un tiempo fue dado de alta.

La causa fue investigada por la fiscal Claudia Ríos, quien sostuvo que se encontraba frente a un homicidio criminis causa en grado de tentativa, es decir, que los sujetos intentaron matar al muchacho para robarle una mochila.

Emiliano Levis, Diego Pereyra,  Jorge Pereira y Facundo Sacha Mercado fueron detenidos y acusados del delito que contempla una pena máxima de 15 años de prisión. La hipótesis de la fiscal fue que los sujetos persiguieron a la víctima para sustraerle una mochila en la que llevaba $700, cigarrillos y un encendedor.

A dos años de lo sucedido la causa llegó a juicio este lunes y dio un importante vuelco. Levis reconoció ser el autor del disparo, pero sostuvo que se trató de un ajuste de cuentas y descartó que haya existido un robo. Según su declaración, con Díaz mantenía una antigua deuda, por lo que ese día intentó "cobrarla".

La defensa de Sacha Mercado, Glenda Wagnest y Marcos Urtado, insistieron en que el damnificado no reconoció al resto de los imputados y pidió la libertad de su cliente. Debido a esto, el fiscal Carlos Torres -que estuvo en el debate- evitó acusarlos y tras dos años detenidos, quedaron en libertad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?