Habló la hija del empresario que murió en España tras ser golpeado y robado

Habló la hija del empresario que murió en España tras ser golpeado y robado

Mientras realiza los trámites de repatriación del cuerpo, la hija del empresario destacó la situación que se vive en esa zona del país y apuntó contra la Policía de España.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La hija del empresario de la construcción de 77 años y oriundo de la ciudad de Mar del Plata que murió durante sus vacaciones en Granada, España, denunció que la Policía española "no está investigando" el hecho. Según las primeras aproximaciones, el hombre recibió múltiples golpes, en ocasión de robo, que lo fueron descompensando hasta morir.

"Nuestra sensación es que la Policía no está investigando, por eso nos acercamos a los medios en España para que la Policía y la Guardia civil empiece a investigar", aseguró este miércoles Soledad Capparelli, una de las hijas del empresario Ricardo Capparelli.

La mujer contó que, según pudo averiguar por sus propios medios, en el municipio de Nerja, donde se hospedaba su padre, "existen muchos problemas de drogas por estar cerca de Marruecos y hay mucha gente viviendo en situación de calle". "Nosotros empujamos la investigación", sostuvo la hija de la víctima en diálogo con el canal TN.

Capparelli era un empresario del rubro de la construcción y exvicepresidente del Club Naútico de Mar del Plata, quien falleció el pasado 19 de junio en un hospital de Granada. De acuerdo con lo informado por los medios españoles Antena 3 y Diario Sur, Capparelli se encontraba de vacaciones en la provincia de Málaga desde el 14 de junio y dos días después se alojó en un hotel del municipio de Nerja.

El empresario salió a recorrer la ciudad y a cenar por la noche, y en el hotel se lo volvió a ver recién a la mañana siguiente, al momento de realizar el check out. Gustavo Caro, recepcionista del hotel, dijo a Diario Sur que el hombre le contó que "no tenía sus pertenencias porque creía que lo habían agredido la noche anterior, que se había pasado dos horas tumbado en el suelo, inconsciente, y que le habían robado el móvil y el reloj".

Según Caro, Capparelli estuvo un rato sentado en el sofá a raíz de un dolor en las costillas y le aconsejó ir a un hospital, a lo que el hombre se negó. "Mi papá nunca nos contó nada, nos ocultó todo. Lo llamó a mi hermano el viernes y le dijo que había perdido el celular. Cuando llegó a la clínica mintió y dijo que se había caído a un pozo", expresó Soledad.

La mujer agregó que su papá llegó a Málaga y estuvo los primeros días acompañado por una amiga de ella y que luego iba a pasar su estadía solo, en Nerja.

Posteriormente, el empresario recorrió 93 kilómetros conduciendo un automóvil alquilado hasta llegar a la ciudad de Granada, donde tenía un departamento reservado. Fue allí cuando el hombre le contó a un vecino del lugar -que lo encontró desorientado en la calle- la misma versión del robo que habría sufrido.

Según informaron los medios españoles, luego el hombre realizó una excursión por la Alhambra, que debió abandonar supuestamente por el calor y cansancio que tenía. Finalizada la excursión, Capparelli le dijo a la guía que había sufrido una caída y que le dolía mucho el costado, por lo que ella dio aviso a un equipo de la Cruz Roja para que lo atendiera.

Finalmente, el hombre fue trasladado al Hospital Clínico Universitario San Cecilio, donde se constató que tenía múltiples fracturas en las costillas, neumotórax y daños en el hígado, además de haber dado positivo el test de la Covid-19. A raíz de la gravedad de su estado de salud, Capparelli falleció a las 3.15 del 19 de junio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?