Indignación por un femicida que hace videos de TikTok desde la cárcel

Indignación por un femicida que hace videos de TikTok desde la cárcel

Un femicida que asesinó a su expareja hace menos de un año sube videos a TikTok en los que baila, hace chistes y manda saludos a sus seguidoras.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Juan Marquestau, que fuera imputado por el femicidio de Nicole Peña, se abrió una cuenta en TikTok  y sube videos desde la cárcel de Batán. En esos videos, aparece bailando y haciendo chistes, mientras continúa el proceso penal que lo mantiene en la mira. Uno de los puntos más llamativos es que en esos mismos videos, manda saludos a sus seguidoras.

Mientras permanece en la Unidad Penal 15 de la provincia de Buenos Aires, en la localidad de Batán, a las afueras de Mar del Plata, Marquestau parece tomarse a la ligera la situación a la espera del juicio. Los fiscales Ramiro Anchou y Diego Benedetti, al enterarse de esto, enviaron un oficio al director de la penitenciaría para que le retuvieran el teléfono celular. Al no estar cometiendo ningún delito con él, la dirección del penal de batán resolvió que no había "elementos penales" para retenérselo.

Igualmente, señalan que podría existir la posibilidad de retenerlo por no cumplir con el uso protocolar del celular. El mismo es solo para comunicarse con familiares y afectos que se encuentran en libertad. Además está limitado en sus lugares de uso, quedando terminantemente prohibido su uso en pabellones, pasillos, espacios educativos, laborales y cualquier lugar fuera de la celda.

En muchos casos, este tipo de acceso a teléfonos celulares por parte de presos o penados genera gran polémica en algunos sectores de la población. El protocolo de acceso total a la comunicación se habilitó en 2020, durante las restricciones por covid-19, para evitar las visitas externas y los brotes dentro de las penitenciarías.

El caso en el que está imputado

Nicole Peña tenía 29 años cuando fue reportada como desaparecida el 23 de diciembre de 2021. El hecho ocurrió en General Pirán, Buenos Aires. Allí, tras la recolección de testimonios, la investigación llegó al campo "La Providencia", lugar donde era empleado Marquestau, ex pareja de la víctima y sobre el que pesaba una orden de restricción.

El 26 de diciembre, el imputado confesó el crimen a oficiales de la Policía de General Pirán y fue detenido inmediatamente. Horas después de la confesión, agentes de policía encontraron el cuerpo de la víctima en un aljibe de la estancia. La causa que mantiene como imputado a Marquestau está caratulada como "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por mediar violencia de género (femicidio)".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?