Brutal ataque a un joven: le rompieron la mandíbula a ladrillazos

Brutal ataque a un joven: le rompieron la mandíbula a ladrillazos

Facundo tiene 19 años y asistió a una fiesta de fin de año en San Martín. Una patota lo golpeó con un ladrillo hasta quedar inconsciente. "Era un panorama terrible: estaba ensangrentado, con toda la boca partida, con múltiples fracturas de mandíbula, pérdida de tres piezas dentales", dijo su papá.

Ángeles Balderrama

Ángeles Balderrama

Un joven de 19 años fue víctima de una brutal paliza en el departamento de San Martín: una patota lo golpeó con un ladrillo para robarle el celular y la billetera. Luego, perdió el conocimiento y fue encontrado por su padre en una estación de servicio. "Fue a una fiesta de Fin de Año, pero era masiva, con casi 10 mil jóvenes. Lo llevé y después de las 7 de la mañana lo llamé para ver si venía, pero no me contestó. Ahí tuve un presentimiento de padre y salí a buscarlo", afirmó a MDZ Mario Valdez, el padre del joven.

Facundo asistió con un amigo a la fiesta de Fin de Año que se realizaba en el club San Martín. Se trató de uno de los eventos autorizados para esa noche, pero explotó: participaron más de 10 mil jóvenes. El domingo, cerca de las 8 del 1 de enero, los jóvenes dispusieron su vuelta. Sin embargo, mientras caminaban por la intersección de las calles Salta y Lima, fueron abordados por una patota que descendió de un vehículo.

"Lo llevé yo a la fiesta, estamos muy presentes con él", afirmó Mario, intentado entender el grave ataque que sufrió su hijo. "Después de la 7 de la mañana lo llamo para preguntarle si venía, pero con un mal presentimiento me levanté y lo fui a buscar".

"Lo encontré en una estación de servicio. Estaba tirado y habían llegado los efectivos policiales y la ambulancia. Era un panorama terrible: estaba ensangrentado, con toda la boca partida, con múltiples fracturas de mandíbula, pérdida de tres piezas dentales", dijo Mario Valdez.

Así permanece el joven de 19 años. La cinta le permite tener la mandíbula "unida" hasta tanto puedan operarlo.

El joven fue trasladado al Hospital Perrupato, pero debido a la gravedad de la situación decidieron llevarlo al Hospital Central, lugar en el que se encuentra internado y espera ser operado el próximo jueves. "Le destruyeron la mandíbula, la tiene en dos partes prácticamente colgada". 

Facundo vive en Maipú con su madre, pero estaba en San Martín porque iba a pasar Año Nuevo con su padre. "Mi hijo no tiene conocidos acá, solo el chico con el que fue a la fiesta. Me dijo que la patota lo siguió y le robó el teléfono. Ahí le pegaron un ladrillazo en la cara y cae. Eran unas cuatro o cinco personas, entre varones y mujeres, que siguieron pegándole. No entiendo por qué siguieron golpeándolo, ahí me acordé del caso del chico de Villa Gesell (en referencia a Fernando Báez Sosa)".

"Al otro chico también lo golpearon, tenía algunas contusiones y también le robaron el celular y creo que la billetera", agregó.

Mario, el padre del joven golpeado apuntó a la organización de la fiesta y afirmó: "Con la cantidad de gente que había era imposible mantener tanta seguridad, por más de que hubiesen policías. En vez de meter a tantos chicos en un lugar, ¿por qué no abrieron varios lugares, con menos cantidad de chicos? Mi hijo pagó las consecuencias".

El estado de salud

Facundo se encuentra internado en el Hospital Central, con la cara inflamada. "Si se sienta, se le cae la mandíbula. Lo veo y me duele tanto".

"Recién ahora van a ver si le pueden hacer la reconstrucción de la mandíbula y el jueves o viernes lo van a operar. Anoche no durmió, está muy adolorido. Tiene la nariz fisurada, no puede comer. No mataron a mi hijo porque tiene que haber pasado un auto", dijo Mario Valdez. 

El joven espera su operación de mandíbula en la cual le colocarán placas metálicas para poder reconstruirla. Luego, tendrá que rehacer su dentadura. En total, se calcula que su recuperación demorará de seis meses a un año.

Facundo es jugador de fútbol del club Gutiérrez y terminó el secundario en 2020. Ahora había comenzado un emprendimiento para no depender tanto de sus padres: "Vendía pizzas y panchos en su casa para tener algo de dinero".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?