Misterio y preocupación por la desaparición de un hombre en Luján

Misterio y preocupación por la desaparición de un hombre en Luján

Exequiel Farías salió de su casa el 13 de agosto tras una discusión con su pareja. No llevó dinero, ropa, ni documentación. Desde ese día, no regresó a su trabajo, ni se comunicó con su familia. Hasta hoy, nadie sabe nada de él.

Gabriela Guilló

Gabriela Guilló

Misterio y preocupación hay en torno a la desaparición de un hombre de 27 años en Luján de Cuyo, Mendoza. De acuerdo a la denuncia realizada por su pareja, el hombre salió de su casa el 13 de agosto, sin dinero ni documentación, y hasta el momento no saben nada de él.

Exequiel Marcelo Farías es oriundo de Entre Ríos, pero en diciembre de 2020 se mudó a Mendoza, donde vive en pareja con Leticia Condorí. Ambos comparten una casa en el barrio Unión y Fuerza. El 13 de agosto, de acuerdo a lo relatado por la mujer a este medio, mantuvieron una discusión por mensajes que el hombre recibía en su teléfono.

“Me dijo que se iba a ir, como solía hacer cada vez que discutimos, pero esta vez lo cumplió”, relató Condorí.

Exequiel Farías trabajaba en una panificadora, a la que no volvió

Farías salió “con lo puesto” de la vivienda y desde ese día su paradero es un misterio. La mujer realizó al denuncia en la Oficina Fiscal 15, y personal del departamento del Grupo Halcón k-9 de Rastro Especifico y localización de personas, rastrilló las zonas donde pudo movilizarse, pero no han podido encontrarlo.

Las sospechas de Condorí es que se haya intentado retornar a su provincia natal, donde actualmente vive su madre. De todas maneras, al no contar con dinero ni documentación, este intento podría haberse frustrado rápidamente. En Entre Ríos, además, la familia no tiene noticias de él, es decir, que desde que salió de su casa, no se ha comunicado.

“Un día me dijo que se quería ir caminando por la ruta a Entre Ríos, pero lo persuadí porque no es consciente de la distancia ni del peligro que representa”, aseguró su pareja.

Otro dato que llama la atención es que cuatro días antes de su desaparición había comenzado a trabajar en una panificadora. Al lugar no volvió desde el 13 de agosto.

“Tengo miedo que le haya pasado algo. Si me aseguran que está bien, me quedo tranquila, porque no busco que vuelva conmigo, sino que esté a salvo”, dijo Leticia.

Cualquier información del hombre debe ser comunicada al 911 o a la comisaría más cercana.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?