Fueron a repartir juguetes y se perdieron en la nieve: intensa búsqueda

Fueron a repartir juguetes y se perdieron en la nieve: intensa búsqueda

Todavía no hay rastros ni huellas que indiquen adónde han ido a parar los voluntarios que partieron el sábado para repartir unos juguetes en localidades de la ruta Línea Sur (Río Negro). Un temporal complica los rastrillajes y hay temor por la situación que pueden estar viviendo. Detalles.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El sábado pasado, cerca de las 7, un grupo de voluntarios salió hacia la ruta Línea Sur (Río Negro) para repartir juguetes. Todavía no vuelven y, lo que es peor, nada se ha sabido de ellos en medio de un temporal de nieve que tiene a sus familias desesperadas. Quienes integran la comitiva perdida son Alicia (40), su hijo de 18 años y otros dos hombres. Juntos habían participado de una colecta solidaria y querían entregar lo recaudado a los nenes de la zona. 

Emprendieron el viaje en dos camionetas 4x4 y deberían haber regresado el mismo sábado al atardecer. Sin embargo nada se ha sabido de ellos, en medio de un invierno que no cede e insiste con las temperaturas bajo cero. El domingo, las autoridades iniciaron un operativo de búsqueda que incluye a un helicóptero, aunque aún no han tenido resultados. 

"No encontraron nada. Ni rastros ni huellas. El papá de los chicos hizo dos veces el viaje de ida y vuelta pero tampoco encontró nada. Ahora están saliendo dos avionetas más: una que consiguió mi excuñado y otra que pone la provincia", indicó Laura Ocampo, la hermana de Alicia, en diálogo con colegas del diario Rio Negro.

Con el correr de las horas, en el entorno de Alicia han dejado entrever que ella no estaba muy convencida de hacer aquella visita, ya que la inquietaba la crudeza del clima. Pero no quiso dejar solos a los demás. Lo curioso es que a pesar de que el helicóptero y vehículos oruga siguen recorriendo la zona, los vehículos sencillamente parecen haber desaparecido

La Ruta Nacional 23, también llamada ruta de “la Línea Sur”, conecta la costa marítima de la provincia de Río Negro con la cordillera de los Andes a lo largo de más de 600 kilómetros. En esas inmensidades, no es raro que los vehículos se descompongan y deban esperar horas para que llegue la asistencia. A eso hay que sumarle las precipitaciones y el viento.

La "Línea Sur" es una ruta agreste y con sus riesgos. Imagen: patagonia-argentina.com.

Se cree, por otra parte, que los viajeros pueden haber errado el rumbo, de forma que quizá hayan tomado algún otro camino que habrá que descubrir. Por ahora, ni la Toyota Hilux blanca ni la Ford Ranger roja están a la vista; y mucho menos sus ocupantes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?