La declaración que podría dar un giro en la causa de un supuesto "suicidio"

La declaración que podría dar un giro en la causa de un supuesto "suicidio"

La declaración de un testigo podría dar un giro en la causa de un hombre que fue encontrado muerto en una comisaría. Si bien para el fiscal se trató de un suicidio, nuevas pruebas incorporadas cambiarían la versión de los policías.

Gabriela Guilló

Gabriela Guilló

Un hombre fue encontrado muerto en una comisaría de Luján de Cuyo, en Mendoza. Si bien el caso ocurrió en 2020 y para el fiscal se trató de un suicidio, algunas pruebas y declaraciones recolectadas en los últimos meses podrían descartar esta versión y dar un giro en la causa.

La Policía sostuvo que Omar Salinas se suicidó en una celda de la comisaría 11 de Luján. Para el fiscal no quedaban dudas que se trató de un suicidio y la causa fue archivada. Días atrás la Justicia autorizó el pedido de la familia y ordenó que se siga investigando. Ahora, la declaración de un testigo podría dar un giro en la investigación.

Salinas, de 29 años, fue detenido en febrero del 2020 luego de que su pareja lo denunciara por violencia de género. Horas después su cuerpo fue encontrado ahorcado en la celda de la seccional 11 del departamento mendocino. 

La versión oficial de los efectivos de guardia en ese momento sostuvo que Salinas se había ahorcado con una sábana, la cual se la había entregado su familia momentos antes, durante una visita. Cuando la Policía se percató del hecho llamaron a una ambulancia, pero cuando los médicos lo asistieron, nada pudieron hacer para salvarlo.

La necropsia determinó que se trató de una muerte por ahorcamiento y que su cuerpo presentaba algunos hematomas. 

La familia nunca creyó esta versión y sostienen que le hombre de 29 años fue golpeado y asesinado por los uniformados. Debido a esto, el abogado Fernando Peñaloza solicitó que la causa se siga investigando y que sea interrogado el hombre que se encontraba detenido en la comisaría en el momento de la muerte de Salinas y que se negó a dar su testimonio en el momento de la muerte.

El testigo finalmente declaró por primera vez. En su declaración brindó varios datos importantes para la investigación. El primero es que afirmó que nunca hubo hubo una sábana en la celda y negó que la familia de Salinas se la haya llevado tal como indicaron los policías en su testimonio. Si bien aclaró que no vio el momento en el que el hombre se ahorcó, dijo que llegó muy golpeado al calabozo. También detalló que los policías no hacían un control de los detenidos durante la noche, algo que también se contradice con lo dicho por los hombre de la Fuerza. 

Esta declaración, que coincide con los dichos de la familia de Salinas en cuanto a la sábana y a los golpes en el cuerpo, podrían dar un giro en la causa. Peñaloza precisó que con esta declaración y otras pruebas de la causa podrían cerrar la hipótesis que tienen del caso.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?