El hijo de Bruce Lee y otra tragedia que sucedió durante una filmación

El hijo de Bruce Lee y otra tragedia que sucedió durante una filmación

El incidente que protagonizó ayer el actor Alec Baldwin trajo inmediatamente a la memoria el final de Brandon Lee, el hijo de Bruce, quien falleció mientras filmaba la película The Crow a principios de los noventa. También él esperaba rodar una escena cuando recibió los balazos que terminaron su vida.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Esta semana el actor Alec Baldwin disparó un revólver y mató por accidente a la responsable de fotografía del western en el que estaba trabajando, hiriendo también al director. La noticia trajo inmediatamente a la memoria el triste final del hijo de Bruce Lee, Brandon, que fue víctima de un episodio similar. Brandon Lee murió mientras rodaba The Crow, y aquel hecho convirtió a la película en una pieza de culto. 

El hijo de Bruce Lee se sintió atraído por el Séptimo Arte desde su infancia, al ver cómo su padre disfrutaba de ser un ídolo popular y un referente mediático del kung fu. Pero Bruce falleció muy joven, supuestamente de un infarto cerebral y con sólo 32 años, cuando su hijo tenía 8. La temprana partida del papá colaboró, acaso, para que el niño y luego el joven Brandon fueran buscando su propio camino en Hollywood.

Hasta que le llegó la oportunidad de protagonizar The Crow ("El cuervo"), en el rol de Eric Draven, un músico que resucita de entre los difuntos para vengarse de quienes lo mataron a él y violaron y asesinaron a su novia. 

Brandon no vio venir el disparo.

Cómo fue el homicidio

Fue el 31 de marzo de 1993. Brandon, que por entonces contaba 28 años, estaba grabando la escena en la que mataban a su personaje. Se suponía que Eric Draven tenía que morir por los disparos del villano Funboy, interpretado por Michael Massee. El guion se fue sucediendo hasta que llegó el instante en que Massee tenía que gatillar. El actor pensó que su arma tenía balas de fogueo, y sin embargo semanas atrás alguien había introducido ahí dentro un proyectil calibre 44. 

Massee disparó creyendo que eran balas de fogueo.

Se escuchó el disparo e inmediatamente Lee cayó al suelo, fulminado. A su alrededor, el equipo de filmación tardó en reaccionar: pensaron que era una broma. Al ver que la víctima seguía en el suelo y le costaba respirar, mientras un charco se extendía por los costados, cayeron en la cuenta de la cruda realidad. Lo llevaron de urgencia y lo operaron para quitarle el proyectil que se había alojado cerca de su columna. Doce horas después, se declaró a Brandon Lee oficialmente muerto. 

Se supone que las armas utilizadas durante los rodajes son de utilería o, al menos, tienen balas de fogueo y no de verdad. Se trata de proyectiles modificados, preparados para no salir como un disparo sino imitar el aspecto visual de los tiros. En consecuencia, el fallecimiento de Brandon abrió una era de demandas y juicios. 

Por un tiempo, las productoras le prestaron atención a estos detalles técnicos durante las filmaciones, y llegaron a tener especialistas en seguridad que chequeaban cada detalle. El tiempo pasó y la alarma se fue disipando. Massee, el involuntario asesino, siempre admitió que cargaba la culpa de haber sido quien disparó. Murió en 2016, cuando tenía 64 años. 

“Tendré que vivir con eso -repetía Massee-. Me tomó tiempo poder seguir adelante". Aquí, algunas escenas de la película que, según la tradición cinéfila, se relacionan con el final de Lee:

Mística

El derrotero del film, por su parte, estuvo lleno de éxitos. Ya durante su lanzamiento en mayo de 1994 se ubicó primero en venta de entradas en EE. UU.; y con el tiempo una persistente capa de mística lo fue convirtiendo en una obra de culto. Después de todo, esa historia también contaba las aventuras de un joven muerto que volvía a aparecer cada tanto bajo la forma de un fantasma. 

A tal punto llegó la reminiscencia de lo ocurrido ayer respecto de lo que sufrió Brandon, que la familia Lee se contactó con los allegados de la encargada de fotografía Halyna Hutchins (42) y del director de cine Joel Souza (48) para ofrecerles apoyo tras los balazos que disparó Baldwin

"Nuestros corazones están con la familia de Halyna y Joel, y con todos los que se vieron envueltos en el incidente de (la película) Rust", tuitearon desde una de las cuentas que recuerda a Brandon. “Nadie debería morir por un disparo en un set de filmación. Punto", añadieron.

Por los balazos que disparó Baldwin accidentalmente, Halyna falleció en un hospital y Souza se estaría recuperando, aunque permaneció internado algunas horas. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?