Disfruta un delicioso flan tipo natilla con queso y miel

Disfruta un delicioso flan tipo natilla con queso y miel

Disfruta de un postre con una costra sabrosa y crujiente y un interior cremoso.

Napsix

Los flanes son postres muy comunes para degustar en la gastronomía de pastelería y repostería. Sin embargo, hoy te enseñaremos cómo preparar un flan tipo natilla que si bien tiene una costra crocante por afuera, el interior del postre es suave y cremoso, principalmente por el queso fresco. Disfruta nuestra receta.

Para comenzar a preparar este postre te recomendamos que no añadas azúcar agregado ya que el dulzor que complementará a la leche condensada vendrá directamente de la miel. También te recomendamos no olvidar las nueces ya que le darán un crunch específico que complementa el caramelo. Si no quieres usar nueces puedes reemplazar por almendras o castañas. Disfruta nuestra receta.

flan
ph: shutterstock

Ingredientes:

  • Para el flan:
  •  4 huevos
  •  6 cucharadas soperas de miel (preferiblemente de limón)
  •  1 lata de leche condensada
  •  3 latas de leche entera (también puedes usar leche evaporada)
  •  100 gramos de nueces molidas
  •  150 gramos de queso fresco
  • Para el caramelo:
  •  200 gramos de azúcar (1 taza)
  •  4 cucharadas soperas de agua
  •  5 gotas de zumo de limón
  • Para la decoración:
  •  50 gramos de nueces garrapiñadas
flan
ph: shutterstock

Procedimiento:

Separa la clara de las yemas, vértela en un bol. Monta las claras a punto de nieve fuerte. Reserva.

Utiliza otro bol para mezclar las yemas, la miel y los dos tipos de leche.

Agrega a la mezcla el queso fresco desmenuzado. Remueve muy bien hasta que sea homogéneo el contenido.

Añade las claras de huevo montadas a punto de nieve aplicando movimientos envolventes, y reserva el flan de miel.

Prepara el caramelo líquido con el azúcar, las gotas de limón y 4 cucharadas de agua. Utiliza un cazo, molde o la flanera misma. Calienta a fuego medio-alto. El caramelo estará listo cuando se vea dorado. Esparce el caramelo por todo el interior del recipiente y deja que enfríe a temperatura ambiente. Luego vierte la mezcla del quesillo de miel dentro de la flanera o recipiente.

Prepara un baño María y coloca dentro la flanera. Cocina el flan con miel de abeja durante una hora y media. Antes de llegar al tiempo previsto, pínchalo con un palillo. Si el palillo sale limpio el flan está listo, de lo contrario, continúa cocinando hasta que pase la prueba.

Desmolda el quesillo de miel. Al decorar utiliza las nueces garrapiñadas y las nueces molidas. Puedes agregar un toque de miel a la cobertura si quieres también.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?