Que tu jardín no se seque: estos son los cuidados básicos de las plantas en verano

Que tu jardín no se seque: estos son los cuidados básicos de las plantas en verano

Durante la temporada de calor hay que prestar más atención al riego de las plantas, al igual que la exposición al sol no debe ser muy prolongada.

Napsix

Las elevadas temperaturas del verano ya se pueden sentir en el hemisferio norte y, como los humanos y mascotas, las plantas también se ven afectadas. Si bien existen especies de plantas muy resistentes al calor, la falta de riego y la exposición al sol, hay otras que requieren de más cuidados durante los calores más intensos para que se mantengan saludables y no verlas deshidratadas o quemadas. Para que cuides estos ejemplares, te traemos cuáles son los cuidados básicos para el jardín en verano

Lo cierto es que la lista de cuidados se divide entre las plantas de interior y las de exterior, puesto que requieren atenciones diferentes. 

  • Riego

El riego es uno de los factores determinantes para que las plantas sobrevivan a la época veraniega. Este debe ser abundante; concretamente, expertos recomiendan regar las plantas de interior y de exterior al menos dos veces a la semana. Para esto es importante chequear si el sustrato sigue húmedo a un dedo de profundidad; si sigue húmedo, no será necesario volver a regarlo hasta que se presente seco. Tampoco tienes que encharcar la tierra para que la planta no sufra la aparición de hongos. 

Los mejores horarios de riego serán a la mañana, después de la puesta del sol por la tarde y durante la noche. De esta manera, no se derrocha agua al evaporarse cuando el sol está más intenso. También puedes pulverizar la planta para refrescar la hoja de tus ejemplares. 

  • Iluminación

“Los rayos solares pueden provocar quemaduras y deteriorar las hojas, las flores u otras zonas de la planta. Lo conveniente es colocar las plantas de interior en lugares luminosos, pero que no reciban el sol de forma directa o bien cubrirlas con una tela de sombra que haga de filtro de la luz solar”, explican desde Ecología Verde. Por otro lado, a las de exterior podrás protegerlas con algún cobertor. Si tu planta llega a presentar las puntas de las hojas amarillas, no te alarmes, es muy normal. Sólo debes cortar suavemente esa zona antes de que crezca.

  • Abono

Durante el verano, algunas plantas siguen atravesando la época de floración, por lo que necesitan del aporte de nutrientes mediante abonos y fertilizantes. 

  • Plagas

En las épocas de altas temperaturas, las plantas suelen verse más afectadas por las plagas y las enfermedades, por lo que revisarlas a diario es primordial. Entonces, si encuentras anomalías en tu plantita, puedes combatirla desde un principio.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?