La traición que hundió para siempre la carrera de Cacho Fontana vino de la persona menos pensada

La traición que hundió para siempre la carrera de Cacho Fontana vino de la persona menos pensada

El locutor tuvo una ajetreada vida amorosa que lo llevó a ser acusado de traicionar a un amigo, e incluso enfrentarse a la ley cuando, según el aseguró, le tendieron una trampa.

Napsix

La reciente muerte del reconocido locutor de radio y de televisión y animador argentino, Cacho Fontana, ha conmocionado a la comunidad artística argentina. El artista era dueño de una voz de características inconfundibles que le dieron celebridad nacional por lo que entre 1956 y 1980 fue la voz de la radio argentina y uno de los más apreciados conductores de televisión. Tristemente, el destacado  locutor murió el pasado martes.

Fontana a lo largo de los años tuvo diversas parejas que ocuparon el foco mediático como el triángulo amoroso que vivió con Alberto Olmedo. Iniciando con Dora Palma, la también locutora conocida como Dorita fue compañera en la radio de Cacho; se casaron en 1954 y juntos tuvieron a su primera hija. Cuatro años después del divorcio, el artista conoció a Beba Bidart, mujer 12 años mayor con quien mantuvo una relación por más de una década. Al terminar ella admitía: “Siento por Cacho un gran respeto, lo sigo queriendo mucho. Además somos muy buenos amigos. Si él me necesita siempre me va a encontrar. Fue el hombre que más quise ¿Por qué no reconocerlo? ¿Acaso no fuimos marido y mujer? Cuando el recuerdo es bueno, vale tenerlo en la cabeza y en el corazón”.

Luego, en el año 1970 Liliana Caldini de apenas 17 años esperaba a que Cacho Fontana, en ese entonces de 38 años y conductor de Fontana Show, saliera del estudio. Luego fueron a tomar una gaseosa a un bar cercano y tras un distendida charla en la que supieron conectar nació su romance. La pareja se casó y siete años después tuvieron mellizas. No obstante un par de años después la pareja se separó y llegó a la vida del locutor una nueva mujer.

María Mañas fue la siguiente novia de Cacho Fontana aunque este amor no perduró y se desvaneció rápidamente. Es así como llegamos al agitado verano de 1987, por ese entonces se asegura que el locutor mantiene una relación con Nancy Herrera, pareja de uno de sus mejores amigos: Alberto Olmedo. Sobre el presunto amorío Cacho afirmó varios años después: “Con el Negro éramos muy amigos, era un tipo que jamás guardaba rencor… Yo no lo traicioné. Se van a reír, pero espero que me crean qué fue lo que pasó. Había un problema con su pareja, Nancy Herrera y quería solucionarlo. Como no había lugar para encontrarnos lo hicimos en el mueble (un hotel alojamiento) y nos sentamos alrededor de una mesa frente a frente, con una copa de champán... pero la cama armada como al llegar. Cuando salgo, tenía todos los fotógrafos encima y fuimos tapa de todas las revistas. En ese momento yo me quise morir”.

Imagen: Escuchar Radios Online

El siguiente amor en la vida de Cacho Fontana fue Noemí "La Tana" Rinaldi, en ese entonces al locutor tenía 54 años y ella un poco más que la mitad. No obstante esta también fue una relación efímera que se fue con el verano. A inicios de 1989, llega a la vida del locutor Marcela Tiraboschi es una joven de 22 años, secretarias en el programa de Gerardo Sofovich, mientas que Cacho tenía 57 años. Tras nueve meses de romance Tiraboschi denuncia a Fontana en la Comisaría 11, acusándolo de "incitación al consumo de estupefacientes y cometer actos de violencia física", tras un proceso de 4 años finalmente fue sobreseído, pero tras esta traición Cacho ya no sería el mismo. “Marcela Tiraboschi me hizo descubrir una posibilidad humana y personal que desconocía… Yo sé quiénes lo hicieron, sé cuánta plata hubo, puedo decir de todo para defenderme, pero no es el asunto. El tema es que estoy con el honor limpio. Dos personas del medio que no me querían me armaron una cama, di broncas…Esto vino después de Las 24 horas por Malvinas, desde ahí no me llamaron más, el medio me pagó con silencio… Estuve cinco años guardado, sin salir de mi casa, por la vergüenza que sentí por el hecho del que se me acusaba. Yo creo que a la Tiraboschi me la plantaron por salvar un hijo. Este mensaje se lo estoy mandado al que sabe que yo sé”, supo declarar Cacho Fontana luego de que su carrera cayera estrepitosamente.

Imagen: RedBoing

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?