Esta es la trágica historia de vida y muerte de Mario Moreno Ivanova, hijo de Cantinflas

Esta es la trágica historia de vida y muerte de Mario Moreno Ivanova, hijo de Cantinflas

Mario Moreno tuvo un solo hijo reconocido quien, por su parte, tuvo una vida de excesos, violencia y eternas batallas legales.

Napsix

El legado que dejó “Cantinflas” en el mundo del cine es inconmensurable. Es que Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes fue un mimo, actor, productor, guionista y comediante mexicano de la Época de Oro. Destacó en decenas de películas con un personaje humorístico que encantó a millones de televidentes y cinéfilos. Al contrario, su legado familiar no fue tan decoroso como lo fue el artístico.

Mario Moreno "Cantinflas", el humorista que se ganó el cariño de la gente en la Época de Oro del Cine Mexicano. Foto: Archivo

A lo largo de su vida, Cantinflas tuvo un solo hijo reconocido, Mario Arturo Moreno Ivanova, a quien adoptó junto con su esposa Valentina Ivanova. Tras el fallecimiento del actor, en 1993, Mario Arturo se vio envuelto en varios litigios por los derechos de 39 películas que protagonizó su padre. La polémica se dio contra Eduardo Moreno Laparade, el hijo de Eduardo Moreno, hermano y mánager del humorista. Respecto a esto, Ivanova aseguró que su primo falsificó la firma del actor para desviar 70 millones de dólares a su cuenta. 

Por otro lado, de su padre recibió una gran fortuna, un rancho, una casa residencial, oficinas, departamentos en Acapulco, un auto Marquette de 1930 y un Mercedes Benz, entre tantas otras cosas. Sin embargo, perdió todo eso para poder pagar los abogados en el juicio contra su propio primo, según expresó para el diario El País en 2012. En cambio, el sobrino de Cantinflas, Laparade, declaró que su primo no supo cuidar sus riquezas: "era el dueño de casi todo, pero lo tiró, se lo metió todo por la nariz".

Mario Moreno Ivanova vendió gran parte de las posesiones que heredó de su padre para afrontar batallas legales. Foto: El País

Los Moreno siguieron siendo fuente de escándalos por las tres rupturas matrimoniales por las que pasó Mario Arturo y las denuncias que tuvo que enfrentar con su propio hijo, Mario Moreno Bernat. En 2012, el nieto de Cantinflas lo demandó por abusos psicológicos y maltratos físicos, asegurando haberse iniciado en el consumo de alcohol y drogas a los 13 años, luego de que su propio padre lo indujera a ello. 

"Muchas veces estuve encerrado con él en hoteles, en antros sin decir que era el hijo de ‘Cantinflas' y consumiendo, en muchos ‘table dances' sin usar eso. Estos son los hechos en los que probablemente haya testigos a mi favor", declaró Mario Moreno Bernat al denunciar. Un año más tarde, se dio a conocer la lamentable noticia de que el joven se había suicidado.

Mario Moreno Bernat, uno de los nietos de Cantinflas perdió la vida en 2013. Foto: Diario Extra

La segunda esposa de Mario Arturo, Sandra Bernat, también demandó a su esposo por las agresiones físicas y psicológicas que  sufrió durante los 19 años que tuvieron de matrimonio. Sin embargo, acordaron una suma de dinero mensual para remediar el daño. 

Por su parte, la hija de Mario Moreno Ivanova también sufrió maltrato físico y psicológico aunque fue a manos de su esposo Alain Meder. "Lo primero que piensas es 'quiero descuartizarlo, quiero hacerlo picadillo'. Es un caso de tantos que suceden, es repetitivo, la víctima perdona a su agresor porque se siente desprotegida, siente que no vale nada, le roban la personalidad, su integridad. Esto es lo que me han platicado los expertos", explicó entonces el hijo de Cantinflas.

Tras una vida llena de conflictos, violencia y dolor, el lunes 15 de mayo de 2017, Mario Moreno Ivanova falleció a los 57 años. Según informó en ese entonces su representante, su muerte fue causada por un infarto que sufrió en su casa de la Ciudad de México.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?