El motivo por el que Sylvester Stallone "mató" a Apollo Creed

El motivo por el que Sylvester Stallone "mató" a Apollo Creed

Una decisión que le dio un golpe determinante a la popular saga

Napsix

Para los amantes de la franquicia de Rocky Balboa existen algunos hitos en toda la saga que quedaron grabados a fuego en la memoria. El abrazo de Rocky con Adrianne en el final de la primera película, la caía de los dos boxeadores en la dramática pelea de la segunda entrega, todas las sesiones de entrenamiento, el ojo de tigre y la fiereza de Mr T en el tercer capítulo,y ya en la cuarta Rocky hay una escena que conmovió a todos: la muerte de Apollo Creed a manos de Ivan Drago. Pero si bien en los últimos años Sylvester Stallone declaró haberse arrepentido de ese fatal desenlace, hubo un motivo basado en la secuencia narrativa para que sucediera.

La secuencia es una de las mejores logradas. La verosimilitud de la paliza que recibe Apollo Creed es un punto muy alto de la ficción. Los movimientos corporales que siguen a cada puñetazo da cuenta de un enorme trabajo de los dos actores, Carl Weathers y Dolph Lundgren, que llevan al público a experimentar el verdadero martirio que está sufriendo Apollo arriba del ring. El remate final es conmovedor con la caída final de Apollo Creed tras un certero puñetazo en la sien a la vez que la toalla que había tomado Rocky para frenar la pelea también cae al suelo, pero fuera del cuadrilátero. Pero, ¿qué idea justificó la muerte de Apollo Creed?

El motivo por el que Sylvester Stallone "mató" a Apollo Creed

Sylvester Stallone explicó que la decisión de la muerte de Apollo Creed se debió a una intención de acelerar el drama y la tensión de la historia. "Pensé que necesitaba ese tipo de trampolín para proyectar el drama hacia adelante a una poderosa velocidad", declaró Stallone. A la vez planteó que esa muerte le dio "una dirección definitiva a la franquicia". De todos modos, Stallone también especuló sobre que hubiese pasado si Apollo Creed sobrevivía a la pelea: "Habríamos visto un lado diferente de Apollo. Él podría haberse abierto a todas otras cosas de las que ni siquiera sabíamos, porque ahora estaría en una silla de ruedas. Y hubiera sido una especie de figura paterna, mentor, hermano. Hubiera sido realmente genial”.

Recordamos que la cuarta entrega de la saga de Rocky Balboa fue un éxito en la taquilla con una recaudación de más de $300 millones de dólares. De todas las Rocky, fue la que le dejó más dividendos a Sylvester Stallone.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?