Colorida y fácil de mantener, cómo cuidar la aglaonema

Colorida y fácil de mantener, cómo cuidar la aglaonema

Tener esta planta en casa es una excelente idea, conoce cómo cuidarla adecuadamente

Napsix

Pocas plantas reúnen tantas buenas condiciones como la aglaonema. Se trata de un género proveniente del sudeste asiático que reúne a unas 20 especies, cada una con sus particularidades. Pero lo que sin duda destaca de ella, es su resistencia, por lo que se vuelve la planta ideal para quienes tienen poco tiempo para dedicarle a su jardín. Asimismo, es preciso asegurarle ciertos cuidados básicos que aquí te comentamos.

La aglaonema destaca por tallos cortos de donde salen hojas de tamaño mediano que llaman la atención de muchos por sus matices en tonos de verde, sumando algunas variedades otros colores como el rosa. Es ideal para colocar en interiores o bien en espacios oscuros del jardín. Pero además de esto, existen otras variables a las que atender para poder disfrutarla en casa.

Existen diferentes especies dentro de su género
Fuente: Shutterstock

Iluminación

Un primer aspecto a tener en cuenta si deseas realmente contar con una maravillosa aglaonema en casa, es la iluminación. Se trata de una planta que no requiere de gran luminosidad para crecer. Por eso, es mejor brindarle un espacio poco luminoso, como puede ser en alguna habitación dentro de casa o bien, un lugar del jardín donde quede bajo la sombra de otros árboles, evitando que el sol queme sus hojas.

Riego

Sumado a esto, otro de los cuidados de la aglaonema es el riego, fundamental para su desarrollo. Asegúrate de hacerlo periódicamente y de mantener el sustrato ligeramente mojado. Asimismo, es de utilidad mantener la humedad en el espacio en el que se encuentre, de manera de que pueda desarrollarse normalmente sin inconvenientes. De todos modos, evita encharcar porque eso podría pudrir las raíces.

Protégela de la exposición al sol
Fuente: Shutterstock

Abonado

Por último, no pierdas de vista su abonado. La aglaonema reclamará que, especialmente en primavera, le entregues un poco de abono o fertilizante orgánico para poder desarrollarse con todo su esplendor y lucirse en el jardín o el interior de la casa como una reina.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?