¿Por qué mi perro puede tener debilidad en las patas traseras?

¿Por qué mi perro puede tener debilidad en las patas traseras?

Es una afección común y que es preciso darle seguimiento. Las terapias

Napsix

Los perros representan a uno de los grupos de mascotas más queridos y adorados. Nos reconfortan, nos hacen compañía, nos hacen reír, pueden hacernos llorar si lo vemos sufrir, nos siguen a todos lados, nos despiertan por las mañanas, pueden hacernos contar hasta diez si cometieron alguna travesura. En fin, todo eso y mucho más. Los necesitamos en nuestra vida cotidiana. Y ellos también nos necesitan. Para cuidarlos, para estar alertas si padecen alguna afección y en este caso te queremos hablar de un problema que puede ocurrirles en sus patas traseras.

Los veterinarios siempre recomiendan un control periódico de la salud de los perros. En este sentido, es conveniente hacerles revisiones médicas frecuentes para prevenir y para anticiparnos a padecimientos futuros. Hay razas que por su genética están más predispuestas a determinadas dolencias que otras. Por eso la saluda de nuestra mascota debe tener toda la atención que podamos destinarle.

El perro es una de las mascotas que más requieren seguimiento médico

¿Por qué puede tener debilidad en las patas traseras?

Desde la medicina veterinaria explican que las causas de esta dolencia son múltiples y la mayoría atendibles con el fin de mejorarle la calidad de vida a nuestros perros. La flojedad de las patas traseras del perro tiene diversas causas y de determinar su origen va a depender el tratamiento. Aunque pensemos que puede estar provocado por una edad avanzada y no tiene remedio, lo cierto es que podría deberse a algún trastorno tratable para las mascotas.

La causa de que no tenga fuerza en las patas traseras puede deberse a un problema agudo, es decir, que aparece de repente, dejando al animal inmovilizado o con las patas muy debilitadas. Puede deberse a un cuadro de botulismo, al consunmir comida en mal estado; a una lesión medular por alguna caída o accidente; a una parálisis por garrapatas, por un tóxico en su saliva que afecta a los nervios motores; a una miastenia grave,  una enfermedad que afecta a la movilidad muscular a nivel del sistema nervioso; o a bajos niveles de potasio; o a una displasia de cadera. También esta patología puede deberse a una enfermedad neurodegenerativa.

La debilidad en las patas puede tener múltiples causas y es preciso ir al veterinario

Una vez vistas las causas de por qué un perro no tiene fuerza en las patas traseras, además de seguir el tratamiento pautado por el veterinario en algunos casos puede ser necesario que ayudemos al perro a recuperar fuerza en sus patas. Y estas actividades lo pueden ayudar en ese sentido: masajes, electroacupuntura, paseos, natación, arnés para elevar las patas traseras, alimentación completa y adecuada.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?