Fundamental: todo lo que debes saber antes de dejar a tu perro con otra persona

Fundamental: todo lo que debes saber antes de dejar a tu perro con otra persona

Cuando deseas pasar un momento fuera de casa, es probable que le pidas a un amigo o familiar que se haga cargo de ella durante tu ausencia. Aquí te contamos todo lo que debes tener en cuenta, antes de hacerlo.

Napsix

Al planear unas vacaciones, uno de los inconvenientes que surgen es pensar con quién dejaremos a nuestra mascota. Si bien, muchas personas prefieren incluir a su animalito de compañía en la aventura, lo cierto es que en muchas ocasiones esto no es posible, ya sea por el medio de transporte elegido o por las restricciones de los lugares de residencia, por ejemplo.

Si no puedes llevar a tu amigo peludo de vacaciones, surge la incógnita de quién será la persona ideal para cuidarlo durante esos días, para que no se quede solo. En ese sentido, siempre son buenas opciones dejarlo con un amigo o familiar cercano de confianza. Ahora sí, lo que resta es tener toda la información necesaria para que tu perro se sienta a gusto con esa persona. 

Lo que hay que saber antes de dejar a tu perro con otra persona

Para evitar que tu perro sufra la famosa ansiedad por separación o haga destrozos en el hogar, debes tener en cuenta lo siguiente: 

Que tu perro reconozca al nuevo cuidador: 

Especialistas del sitio Hogar Manía afirman que lo mejor es que tu mascota conozca desde antes a la persona que lo cuidará esos días. Esto facilita el proceso de separación con su amo ya que no sentirá que lo ha abandonado con una persona desconocida. En cambio, si no se conocen, es preferible que los presentes con antelación para que no sea un cambio radical el día que lo dejes. 

Espacio adecuado para tu perro: 

Tu perro debe contar con el espacio suficiente para moverse y entretenerse sin problema, según sus costumbres. Por ejemplo, si es muy activo, elige a una persona que también lo sea y que disponga de espacio abierto para que tu mascota pueda correr. Además, previamente, puedes llevarlo una vez a la semana para que se vaya acostumbrando al lugar y a la persona. Por otro lado, no te olvides de llevar con él todos sus juguetes y artefactos de uso cotidiano. 

Premios infaltables:

La persona que elijas puede ofrecerle a tu canino algunos premios, como snacks o aperitivos, por ejemplo, en el momento de llevarlo a pasear o simplemente el mismo día que se instale en su casa. De esta forma, el perro se sentirá tranquilo y en confianza.

No debes despedirte:

Expertos recomiendan que la despedida sea natural y normal, como si volvieras en unas horas. Tu despreocupación por marcharte hará que él no se alarme o se ponga inquieto.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?