Paso a paso, cultiva tu propio árbol de Navidad en el jardín

Paso a paso, cultiva tu propio árbol de Navidad en el jardín

Mantén el espíritu navideño vivo con tu propio árbol de pino. Aprende a sembrarlo y a cultivarlo con esta guía infalible.

Napsix

Se acerca la Navidad y muchos están buscando en las tiendas los pinos para armar el arbolito, como así también algunos buscan el árbol artificial que usaron en ocasiones anteriores y que guardaron con los demás arreglos y objetos navideños. Pero son muy pocos los que se animan a tener su propio arbolito en casa, cultivando un pino o decorando un arbusto del jardín. Para ellos, traemos una guía fundamental para cultivar y cuidar su propio árbol de Navidad.

¿Qué árbol cultivo?

El árbol perfecto, y el momento para cultivarlo, va a depender de la zona en la que vivas. En el hemisferio sur, y en todo lugar donde los inviernos sean suaves, puedes comprar un árbol de hoja perenne para tener tu propio árbol de Navidad. En el norte, en cambio, es recomendable buscar el ejemplar en otoño. 

ÁRBOL DE NAVIDAD. FOTO: SHUTTERSTOCK

En cuanto a la forma de conseguir el arbolito en primera instancia, el experto de ‘Cosas del Jardíndice lo siguiente: “Los árboles de Navidad vivos se venden de dos maneras: cultivados en contenedores o la bola de la raíz envuelta en bolsa de plástico o arpillera”. Teniendo esto en cuenta, verás que los cultivados son los más fáciles de manejar, mientras que los embolsados tienden a crecer más. 

Otro punto fundamental que debes consultar antes de comprar la especie, es si se trata de un ejemplar que resiste en tu región, sin plagas ni enfermedades a combatir. Además, chequea que el tallo del árbol no se mueva de ninguna forma; debe estar bien enraizado. 

Paso a paso para plantarlo

  • El árbol de Navidad se podrá mantener en maceta durante poco tiempo. Luego, deberás cavar un agujero en la tierra del jardín para plantarlo. “El agujero debe ser tan profundo como la bola de la raíz pero el doble de ancho”, asegura el experto del canal de jardinería.
  • En seguida, coloca el árbol en el agujero y rellena el espacio con la misma tierra que sacaste del pozo.
  • También es recomendable mezclar un poco de compost en el sustrato para alentar a las raíces a migrar al relleno.
  • Cubre la tierra con mantillo y haz una forma de plato para que el agua mantenga al árbol hidratado. 
  • Procura que esté en un lugar soleado, pero con la bola de la raíz sombreada, fresca y húmeda.

Los cuidados en interior 

En principio, recuerda que un árbol vivo no puede mantenerse más de diez días fuera de la tierra. Por eso, busca en ese plazo una habitación fresca y llena de luz. Debes mantener al ejemplar alejado de toda fuente de calor como las chimeneas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?