Enfréntate al test visual de los círculos y fíjate si eres uno de los pocos que pueden superar la ilusión óptica de Ebbinghaus

Enfréntate al test visual de los círculos y fíjate si eres uno de los pocos que pueden superar la ilusión óptica de Ebbinghaus

Intenta desafiar el test de los cículos ¿De qué tamaño son los círculos rojos y de qué tamaño los círculos de color celeste, qué te dicen tus ojos y qué te dice tu mente?

Napsix

Napsix

Este test visual denominado ilusión óptica de Ebbinghaus se llama así en honor a su descubridor, el psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus. Fue popularizada en el mundo de habla inglesa por Titchener en un libro de texto sobre psicología experimental del año 1901, de ahí que su nombre alternativo sea "Círculos de Titchener".

Este test visual es una ilusión óptica que altera la percepción de las dimensiones relativas. En la versión más conocida de la ilusión óptica, dos círculos de la misma medida son colocados cercanos uno a otro y son circundados, uno por círculos de un tamaño mayor y el otro por círculos de menor tamaño; el primer círculo central de color rojo de la imagen, parecerá más pequeño que el segundo.

En el siguiente test visual, los dos círculos rojos son exactamente del mismo tamaño, aunque no lo parezcan. Los motivos tienen que ver con una cuestión de contrastes. Por eso vemos que un círculo rodeado de círculos más claros nos produce una ilusión óptica que hace parecer que es más grande que el otro rodeado de círculos oscuros, que nos parece más pequeño.

Por otro lado, en este test visual podemos ver la comparación con los círculos que los rodean: cuando son grandes, el círculo rojo parece más pequeño, y cuando son más pequeños, parece más grande, aunque en realidad sean iguales, todo forma parte de una ilusión óptica.

Test visual: Ilusión óptica de Ebbinghaus 

Otra posibilidad que cabe en este test visual, es que se deba al espacio que hay a su alrededor: si los pétalos están más pegados, el círculo interior nos parece más grande, y si están más separados, nos parece más pequeño De nuevo la ilusión óptica engaña a nuestra mente. Finalmente diremos que el cerebro siempre trata de acomodar el desorden para encontrar una explicación que sea lógica para poder entender. Para poder corroborar que ambos círculos rojos son del mismo tamaño, debes mirar hacia el centro, entre los dos círculos rojos; esto permitirá a tu cerebro desentenderse del contexto que rodea ambos círculos y así no sentirá la necesidad de ordenar según la lógica el tamaño percibido de los círculos.

Imagen: ELLE

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?