Relájate en un instante: deja atrás la estrés con estos ejercicios

Relájate en un instante: deja atrás la estrés con estos ejercicios

Abandona el estrés y la ansiedad con ejercicios que puedes hacer ahora mismo en la comodidad de tu hogar y disfruta de estar relajado

Napsix

Napsix

Mientras trabajas en tu oficina, mientras preparas la cena o cuando esperas en la sala del médico puedes realizar algunos ejercicios que calmarán la tensión de tu cuerpo provocada por el estrés y te permitirán recuperar la tranquilidad que creías tan lejana. Relájate en un instante con estos cinco consejos.

Hay muchas situaciones que pueden provocarte estrés. Quizá algún trabajo o una situación familiar está acaparando toda tu atención y no dejas de pensar en ello hasta el punto de soñar con que estás resolviendo este asunto y no paras de darle vueltas, provocando que todo tu cuerpo quede tensionado.

Si esto es así, ten en cuenta que existen algunos ejercicios que pueden servirte de ayuda para poder relajarte y dejar atrás la tensión. Solo basta con que los realices en un espacio cómodo en el que puedas distenderte y prestar mucha atención a los mensajes que deja tu cuerpo.

Relaja tu cuerpo
  • Respira hondo: quizá parezca una obviedad, pero no lo es. Párate y concéntrate en tu respiración. Siente como el aire entra y sale de tu cuerpo. Levanta tus brazos y mientras espiras lleva tus manos hacia el pecho hasta juntarlas.
    Una vez que hayas soltado todo, vuelve a tomar aire y eleva los brazos intentando que tus hombros queden relajados. Puedes realizar este ejercicio al menos tres veces.
  • Estira tus piernas: posteriormente flexiona una rodilla mientras la otra se apoya en el suelo como si estuvieras haciendo una estocada. Mueve tu pelvis hacia adelante y siente la tensión en tus muslos.
    Mientras, sube los brazos. Mantén esta postura por 15 segundos atendiendo a que tu espalda no quede demasiado arqueada. Vuelve a la posición inicial y repite con la otra pierna.
  • Estira las lumbares: acerca una silla hacia ti. Ubícate al menos un paso detrás de ella y toma con las manos el respaldo. Inclina tu cuerpo hacia ella adoptando un ángulo de 90 grados, dejando tu espalda recta. Es importante que tus cervicales queden en línea con tu espalda. Quédate en esta posición por 30 segundos.
Relaja la espalda
Fuente: Pixabay
  • Relaja tu espalda: para hacerlo puedes realizar un estiramiento clásico luego de cualquier ejercicio. Ponte boca abajo apoyando todo tu cuerpo. Mueve tus glúteos hacia atrás hasta que se posen sobre tus talones. En tanto, tus manos deben quedar sobre el piso y con tus brazos bien estirados. Mantente así por 15 segundos.
  • Relaja todo tu cuerpo: para este último ejercicio siéntate con las piernas cruzadas y sube los brazos. Luego, redondea la columna y lentamente ve bajando hacia tus piernas acompañando el movimiento con los brazos hasta tocar el suelo. Hazlo con mucho cuidado de no dañar tus cervicales. Mantén esta posición para aliviar la tensión por 15 segundos.

Recuerda realizarte chequeos médicos siempre antes de comenzar a hacer ejercicio físico o rutinas de fuerza. Asimismo, consultar con un profesional que supervise tu rutina y haga seguimiento de la misma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?