Vía Láctea

El telescopio espacial James Webb develó uno de los mayores misterios de la Vía Láctea

La comunidad científica ha logrado echar un vistazo por primera vez a uno de los misterios más grandes de la Vía Láctea, la zona conocida como "El Ladrillo".

MDZ Mundo
MDZ Mundo lunes, 4 de diciembre de 2023 · 15:11 hs
El telescopio espacial James Webb develó uno de los mayores misterios de la Vía Láctea
El telescopio espacial James Webb ha logrado un hito en el conocimiento del cosmos Foto: NASA

El telescopio espacial James Webb ha logrado cambiar la concepción del cosmos gracias a sus potentes fotografías y en esta ocasión, ha logrado develar la composición de "El Ladrillo", una misteriosa región oscura que se encuentra en el centro de la Vía Láctea. Esta región posee su nombre debido a su opacidad. 

Este nuevo descubrimiento que realiza el telescopio espacial James Webb fue publicado por investigadores de la Universidad de Florida en la revista The Astrophysical Journal.

"El Ladrillo" ha generado controversia en la comunidad científica puesto que al ser una gran nube de gas denso deberían nacer nuevas estrellas en ella, pero las observaciones que se tiene de esta misteriosa zona en la Vía Láctea demostraron que su tasa de formación estelar ha sido inesperadamente baja. 

"El Ladrillo" ha sido difícil de investigar debido a su opacidad Foto: Shutterstock

Gracias a las avanzadas funciones infrarrojas del telescopio espacial James Webb, los investigadores han logrado asomarse al interior de esta región oscura del sistema solar, descubriendo allí una presencia sustancial de monóxido de carbono (CO) congelado, explicaron los autores del estudio en el artículo. 

Además, explicaron que la cantidad de hielo descubierto es significativamente mayor de lo previsto y causó una enorme sorpresa a los investigadores, ya que paralelamente han visto como el gas que contiene "El Ladrillo" en su interior es más caliente que el de nubes comparables.

"Estas observaciones ponen en tela de juicio nuestra comprensión de la abundancia de monóxido de carbono en el centro de nuestra galaxia y de la relación con la formación estelar allí existente. Según los hallazgos, ambas medidas parecen ser más bajas de lo que se pensaba", explicó Adam Ginsburg en un comunicado de la Universidad de Florida.

El descubrimiento reciente arroja luz sobre la evolución molecular del sistema solar, al revelar que las moléculas actuales tuvieron su origen en hielo que estaba presente en minúsculos granos de polvo. Estos granos fueron fundamentales en la formación de planetas y cometas, marcando un paso importante en la comprensión de cómo se originaron las moléculas que constituyen el Cosmos.

Estos son solo los primeros descubrimientos del equipo a partir de una pequeña fracción de sus observaciones con el telescopio espacial James Webb, de cara al futuro este equipo de investigadores se propone realizar un estudio más exhaustivo de los hielos celestes.

Archivado en