Dinamarca asocia a "acciones deliberadas" las explosiones en los gasoductos Nord Stream

Dinamarca asocia a "acciones deliberadas" las explosiones en los gasoductos Nord Stream

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, afirmó ayer que las fugas detectadas en los gasoductos de Nord Stream fueron causadas por "acciones deliberadas" y descartó la posibilidad de accidentes.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El martes se confirmaron tres fugas en las tuberías del Nord Stream 1 y 2 en zonas económicas de Suecia y Dinamarca, bajo el mar Báltico. Los gasoductos se encontraban fuera de servicio pero estaban llenos de gas, algo que ha alzado las alertas de posible sabotaje con acusaciones cruzadas entre Occidente y Rusia.

Las tuberías Nord Stream 1 y 2, que van de Rusia a Alemania bajo el mar Báltico, sufrieron una caída de presión súbita en zonas económicas de Suecia y Dinamarca, todo ello precedido por dos explosiones en el lugar de las fugas, que fueron reportadas por el Servicio Sísmico Nacional sueco y que desencadenaron tres fugas de gas.

Una extraña coincidencia que alzó las alertas de sabotaje en plena crisis energética entre Occidente y Rusia dado que ninguno de los gasoductos -Nord Stream 1 y 2- estaba activo, aunque sí estaban llenos de gas natural. 

El Nord Stream 1 lleva detenido semanas tras una fuga de aceite en la única estación rusa que aún operaba, y el 2 nunca estuvo en funcionamiento, luego de que Alemania lo suspendiera poco antes de la invasión rusa a Ucrania.

"Es difícil imaginar que sea accidental", sostuvo inicialmente Mette Frederiksen, primera ministra de Dinamarca, apuntando lo "inusual" de las tres filtraciones simultáneas a pesar de la distancia entre ellas.

Horas después, la mandataria aseguró que tras una "evaluación clara" por parte de las autoridades estas determinaron que se trató de "acciones deliberadas. No fue un accidente", aseguró Frederiksen, quien agregó que aún no existe información "que indique quién puede estar detrás de esta acción".

Las autoridades de Alemania, Dinamarca y Suecia siguen investigando los hechos. La Armada danesa compartió imágenes que mostraban grandes masas de burbujas en la superficie del agua procedentes de las tres fugas, con un diámetro de entre 200 y 1.000 metros.

"Cuando hablamos de una liberación de energía tan grande, pocas cosas más que una explosión pueden causarlas (...). Se puede ver que son bastante repentinas. Es una liberación de energía muy repentina. No es un lento colapso de algo", sostuvo Peter Schmidt, sismólogo de la Universidad de Uppsala.

Tras los hechos, el Gobierno danés declaró estado de emergencia en los sectores de la electricidad y el gas del país y advirtió del efecto "perjudicial para el clima" del metano que ha subido a la atmósfera tras las fugas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?