Rescatando al soldado Seagal

Rescatando al soldado Seagal

En medio de la cruenta invasión impulsada por Putin en Ucrania, el actor de origen estadounidense Steven Seagal, hoy ciudadano ruso, se muestra junto al autócrata invasor en un toque de humor más que llamativo.

José Luis Jacobo

José Luis Jacobo

La guerra desatada por Vladimir Putin contra Ucrania sigue en el centro de la escena global, con el involucramiento de las naciones occidentales y el apoyo de los países que han sufrido la presión de Rusia sobre su vida política, como es el caso de Polonia y Eslovaquia, o los soldados bielorrusos que combaten bajo el mando ucraniano en contra del invasor. En tanto, otras batallas se libran en el imaginario: Steven Seagal, el actor estadounidense que ostenta la ciudadanía rusa y el título de “representante especial del ministerio de Relaciones Exteriores ruso para las relaciones culturales con Estados Unidos” se muestra junto a Putin en un toque de humor más que llamativo.

La relación de Steven Seagal con Vladimir Putin data de 2016, cuando el jerarca ruso le entregó a éste un pasaporte de su país con la declamada idea de mejorar así las relaciones humanas entre Estados Unidos y Rusia a contramano de lo que ocurría en el terreno político-estratégico, en el cual las agencias de inteligencia norteamericana advertían de la deriva autoritaria del régimen, que comenzaba a recrudecer la persecución de sus opositores.

Tres años después, Seagal se une al partido político Una Rusia Justa, de fuerte vinculación con Putin. Iniciada la invasión a Ucrania, el actor ha formulado declaraciones públicas dándole razones de apoyo a la acción militar y repitiendo el relato de Moscú al respecto de “impedir el triunfo del nazismo” en dicho país.

En este universo de imágenes compartidas a través de las redes, una fake lo mostraba combatiendo junto a las tropas rusas en el Dombas, cuando la invasión recién se iniciaba. La información —que circulaba tanto en Facebook como en Twitter— fue luego desmentida por la CNN. Las imágenes provenían en realidad de la película Maten a Salazar, de 2012, protagonizada por este actor.

Lo que no es una fake es la reciente presencia de Steven Seagal en el Dmbas, tal como lo reflejaron distintos medios europeos, entre ellos, La Razón de España. Recientemente se lo vio también en el campo de prisioneros de Olenivka, en donde, trágicamente, 53 soldados ucranianos murieron a consecuencia de un estallido de bomba.

La visión europea al respecto es la de un desafío por parte de Seagal al presidente de Ucrania, Volodomir Zelensky, quien le prohibió la entrada al país a consecuencia de su vinculación con el autócrata ruso. Allí, el actor se sumó al relato que impulsa Moscú, declarando que Zelinsky está implicado en crímenes de guerra y justificando su presencia al decir que está recolectando información para realizar un documental sobre el desarrollo de esta guerra.

Lejos de sus pasos y en una conducta totalmente distinta, a la visita que hicieron Angelina Jolie, Ben Stiller y Sean Penn en apoyo al gobierno ucraniano, se sumó la actriz Jessica Chastain, quien se reunió con el presidente de este país y se pronunció al respecto de la lucha de los ucranianos por su libertad e independencia.

Seagal está activando fuertemente a favor de la invasión y en apoyo a la postura de Putin a través de la realización de un documental que pretende, en sus palabras, mostrar lo que el mundo no conoce al respecto de esta guerra.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?