Rusia y Ucrania: Moscú anuncia una "reducción drástica" de las operaciones de combate en Kiev mientras avanzan las negociaciones con el gobierno ucraniano en Turquía

Rusia y Ucrania: Moscú anuncia una "reducción drástica" de las operaciones de combate en Kiev mientras avanzan las negociaciones con el gobierno ucraniano en Turquía

Ucrania se comprometió a adoptar un estatus neutral, lo que implica no formar parte de alianzas militares como la OTAN.

BBC News Mundo

Rusia anunció este martes que disminuirá los ataques a las ciudades ucranianas de Kiev y Chernígov, en el norte de Ucrania, mientras avanzan las negociaciones con el gobierno ucraniano en Turquía.

Esta declaración, realizada por el Ministerio de Defensa ruso y que EE.UU. puso en duda, se dio después de que los enviados del presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, propusieran en la reunión de este martes que su país adopte un estatus neutral -una de las demandas clave de Rusia- a cambio de garantías internacionales de seguridad.

El estatus neutral significa que Ucrania desiste de cualquier intento de ingresar a alianzas militares como la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) o de tener bases militares extranjeras en su territorio.

"Debido al hecho de que las negociaciones para un acuerdo sobre la neutralidad y el estatus no nuclear de Ucrania y las garantías de seguridad (para Ucrania) están entrando en una etapa práctica, y teniendo en cuenta los principios discutidos durante la reunión de hoy, el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa tomó la decisión de reducir drásticamente las operaciones de combate en las áreas de Kiev y Chernígov con el fin de reforzar la confianza mutua y crear las condiciones necesarias para futuras negociaciones y para la firma del mencionado acuerdo", dijo el viceministro de Defensa ruso, Alexander Fomin, quien formó parte del equipo negociador en Estambul.

Ucrania informó horas más tarde sobre su propuesta de garantías de seguridad: dentro de los tres días posteriores al inicio de una guerra, agresión u operación militar, un grupo de países garantes estarían legalmente obligados a brindar asistencia militar a Ucrania.

Esto sería en forma de armamento y el cierre del cielo, es decir, una zona de exclusión aérea, que Occidente ha rechazado hasta ahora en la guerra en Ucrania.

Ucrania sugirió que entre los países garantes estén los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, es decir, Estados Unidos, Francia, China, Reino Unido y Rusia, "aunque esto debería ser discutido de forma separada".

Añadió que también le gustaría ver a Italia, Alemania, Polonia, Israel, Turquía y Canadá entre sus garantes.

Las garantías de seguridad no se aplicarían "temporalmente" a los territorios ocupados de Donetsk y Luhansk, y propone que el estatus de esa región sea considerado en las negociaciones entre Zelensky y el presidente ruso, Vladimir Putin.

El gobierno de Zelensky espera, además que todos los países garantes apoyen la adhesión de Ucrania a la Unión Europea y que lo ayuden en ese proceso.

Otro de los puntos propuestos por Ucrania es establecer un período de "15 años de negociaciones bilaterales" sobre la situación de Crimea, anexada por Rusia en 2014.

Los negociadores ucranianos afirmaron que había suficiente material en las actuales propuestas como para garantizar una reunión entre Zelensky y Putin, y agregaron que estaban esperando la respuesta de Rusia.

Repliegue ruso

Las fuerzas rusas parecían haberse detenido en Kiev este martes. Anteriormente, el Ministerio de Defensa de Reino Unido había dicho que las fuerzas ucranianas habían logrado hacer retroceder a los rusos desde varias posiciones.

Sin embargo, Rusia afirmó poco más tarde que los ataques no cesarán de momento.

"Esto no es un alto el fuego pero esta es nuestra aspiración, llegar gradualmente a una desescalada del conflicto al menos en estos frentes", dijo Vladimir Medinsky, líder de las negociaciones por parte de Moscú, en una entrevista con la agencia de noticias TASS.

La ciudad sitiada de Chernígov permaneció bajo fuego este martes, al menos hasta antes del anuncio ruso, según funcionarios ucranianos.

El alcalde de la ciudad estima que 400 residentes murieron allí desde que comenzó la guerra.

Estados Unidos pidió cautela ante las afirmaciones de Fomin. "No leo nada hasta que veo cuáles son sus acciones", dijo el presidente Joe Biden a periodistas e desde Singapur.

"Veremos si cumplen con lo que están sugiriendo. Hay negociaciones que continuaron hoy (martes), una en Turquía y otras", añadió.

"Tuve una reunión con los jefes de estado de cuatro aliados en la OTAN (Francia, Alemania, Estados Unidos y Reino Unido) y parece haber un consenso de que veamos qué tienen para ofrecer", sostuvo.

El secretario de Estado de EE.UU., Anthony Blinken, dijo que todavía no vio "señales de seriedad real" de Rusia.

Blinken agregó que había una diferencia entre lo que dice y lo que hace Rusia y que su país se centró en lo último.

Agregó que Moscú debería poner fin a su agresión de forma inmediata y retirar sus fuerzas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?