Luego de 51 años, halla a su hija secuestrada: vivía a minutos de su hogar

Luego de 51 años, halla a su hija secuestrada: vivía a minutos de su hogar

Una beba fue raptada en 1971 cuando aún no cumplía los dos años de edad. Después de décadas de búsqueda, su familia finalmente pudo hallarla, gracias a una prueba de ADN.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Algo queda en claro, en esta historia publicada, entre otros, por The Guardian y también por WFAA: no hay que rendirse. Así lo sabe muy bien la familia Highsmith, de Fort Worth, Texas, Estados Unidos. 

Esta familia, tras décadas de búsqueda, al final pudo encontrar y reunirse con su hija Melissa, que fue raptada hace 51 años. Según consta, el reencuentro se logró gracias a un programa de pruebas de ADN, que ofrece ayuda para hallar parientes, según revela también CBSNews.

La historia cuenta que el 23 de agosto de 1971, la madre de Melissa, llamada Alta Apantenco, denunció la desaparición de su beba de 21 meses, luego de haber publicado un anuncio para encontrar una niñera. La contratada fue Ruth Johnson, quien fue a recoger a la niña pero nunca la devolvió

De esta manera, la Policía y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) emprendieron la búsqueda de la bebita, pero nunca, ni aun pasados más de 50 años, lograron hallar pistas para localizarla. 

Melissa Highsmith, por supuesto, nunca se enteró de que había sido secuestrada. El domingo, al fin, se reunieron ella y sus padres biológicos, gracias a los esfuerzos de su familia biológica. Y es que unos días atrás, su padre, Jeffrie Highsmith, recibió los resultados de una prueba de ADN que demostró coincidencias con tres personas, incluyendo a Melissa.

Además, "otro hijo de la familia, Jeff Highsmith, halló a Melissa en las redes sociales, le contó la historia del secuestro y le dijo estar seguro de que la niña secuestrada era ella. Al comienzo Melissa no lo creyó, pero cuando vio una foto del bebé secuestrado y la comparó con sus propias fotos de temprana infancia, concluyó que eran la misma persona. Apantenco, la madre, dijo estar feliz de ver a su hija, a la que ya nunca pensó que volvería a ver", aporta Rt.

Melissa, supieron, entonces, tuvo una vida difícil. En la nota con WFAA dijo que "no se sentía amada de niña", que a los 15 años abandonó su casa y vivió en las calles. Nunca supo que a solo 20 minutos estaba su madre, en Fort Worth. Después de reunirse con su familia biológica, Melissa afirmó que quiere volver a contraer matrimonio con su actual esposo, para que su familia pueda estar en la ceremonia. 

TheGuardian, Wfaa, Rt

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?