Tras perder terreno, Rusia pegó donde a Zelenski más le duele

Tras perder terreno, Rusia pegó donde a Zelenski más le duele

El país invasor atacó la ciudad natal del presidente ucraniano Volodimir Zelenski con drones iraníes.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Rusia atacó la ciudad natal del presidente ucraniano llamada Krivyi Rih, con drones iraníes, un día después de que el Ejército de Ucrania expulsara a las tropas rusas de una ciudad del este del país, informaron autoridades ucranianas.

La pérdida de Liman, que tenía gran importancia logística para el Ejército ruso, se produjo un día después de que Rusia se anexara gran parte de cuatro provincias del este y sur de Ucrania, entre ellas la que contiene a esa ciudad. “La bandera de Ucrania ya está en Liman", dijo ayer Zelenski en su discurso nocturno, luego de que Rusia anunciara su retirada de la ciudad de la provincia de Donetsk, en la región del Donbass.

"En la última semana, hubo más banderas ucranianas en el Donbass; en una semana, habrá aún más", agregó. En el sur de Ucrania, la ciudad industrial y rusoparlante de Krivyi Rih, donde nació Zelenski, fue atacada hoy por Rusia con drones iraníes que impactaron en una escuela, dijo el gobernador de la provincia de Dnipropetrovsk.

Dos pisos de la escuela quedaron destruidos, y un incendio provocado por el ataque debió ser apagado por los bomberos, agregó el gobernador Valentin Reznichenko, informó la agencia de noticias ucraniana Ukrinform.

Rusia comenzó a usar esos aviones no pilotados iraníes en Ucrania en la últimas semanas. La Fuerza Aérea ucraniana dijo que derribó cinco de esos drones iraníes anoche en el sur del país, pero que otros dos lograron infiltrarse entre las defensas antiaéreas.

Ataques rusos también alcanzaron la ciudad de Zaporiyia, en el sureña provincia del mismo nombre, otra de las que Rusia se anexó, informaron autoridades, sin precisar si hubo daños o víctimas. Luego de haber sido rodeadas por el Ejército ucraniano, las tropas rusas se retiraron ayer de Liman.

Liman era usado por Rusia como un importante centro de comunicaciones y logística, ya que queda en Donetsk cerca de la frontera con Lugansk, otra de las provincias anexadas por Moscú. El Ministerio de Defensa ruso afirmó que sus tropas infligieron severos daños a las de Ucrania durante los combates por el control de Liman, pero que finalmente se retiraron por verse superadas en número.

El presidente ruso, Vladimir Putin, se refirió a estos ataques ucranianos como un esfuerzo orquestado por Estados Unidos, principal proveedor de armas de Ucrania, para destruir a Rusia, otra de las justificaciones que dio para anexarse un 15% del territorio ucraniano.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?