Escocia probará la semana laboral de cuatro días

Escocia probará la semana laboral de cuatro días

Escocia se suma a la tendencia de otros países como Islandia o Nueva Zelanda en la experimentación de la semana laboral de cuatro días.

Nicolás Hornos

Cada vez más países están poniendo a prueba la considerable reducción de las horas de trabajo y, por lo pronto, los resultados son muy positivos tanto para las empresas como para sus empleados. Escocia es, hasta ahora, el último país en sumarse a esta tendencia luego del “éxito rotundo” de Islandia, la experimentación de Nueva Zelanda y la reducción de horas de trabajo en empresas de Suecia, Estados Unidos y Japón.

Expertos de la salud mental consideran que esto podría aumentar el bienestar de las personas y mejorar su calidad de vida. Hoy, cada vez más empresas se animan a testear el rendimiento de sus empleados con una reducción de la carga horaria, en una época donde cada vez más gente padece Síndrome de burnout.

Escocia probará los cuatro días de trabajo a la semana sin pérdida de salario, replicando los modelos de Islandia y Nueva Zelanda.

Esta iniciativa es una promesa electoral por parte del gobierno escocés. Se espera que se reduzca el 20% del tiempo de trabajo por semana sin afectar el salario que perciben los empleados.

El Partido Nacional Escocés (SNP), quien se encuentra al frente del gobierno, valora estos nuevos experimentos que podrían extenderse a todas las empresas. Grandes compañías nacionales escocesas ya se han sumado a esta iniciativa. Para que más empresas se sumen a la iniciativa, el gobierno contará con 10 millones de libras y no tocará el salario de los empleados.

Por el otro lado, existen profundas discrepancias ya que muchas otras organizaciones se han negado a participar, por el momento, en estas pruebas piloto.

Una encuesta realizada por el Institute for Public Policy Research (IPPR) en Escocia arrojó una positiva aceptación social: un 80% de los trabajadores aceptaría un fin de semana de tres días y consideran que podría mejorar su bienestar.

La semana laboral de cuatro días mejoraría la calidad de vida y bienestar de los empleados, según expertos de la salud.

El primer país en experimentar una semana de trabajo de cuatro días fue Islandia, que lo catalogó como un “éxito abrumador”. Nueva Zelanda comenzó a aplicar esta novedosa semana laboral en varias de sus compañías, como Unilever, a raíz del cambio de los hábitos de trabajo provocados por la pandemia y manteniendo los mismos salarios. En Japón, las empresas de Microsoft instaladas en el país fueron las primeras en sumarse a esta iniciativa y reportaron un aumento del 40% en sus ventas. Además, el país nipón busca reducir las muertes por exceso de trabajo que sufre. 

Mientras, Suecia no redujo los días de trabajo pero sí las horas diarias, reportando grandes beneficios por parte de sus trabajadores, y Estados Unidos está considerando seguir ese ejemplo. Por lo pronto, España podría ser el próximo país en sumarse a la experimentación de la semana laboral de cuatro días ya que están debatiendo probarla a finales de año.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?